x

Biblia Online

Anuncios


2 Reyes 6:10 - Nueva Version Internacional

2 Reyes 6:10

[2]  Así que el rey de Israel envió a reconocer el lugar que el hombre de Dios le había indicado. Y en varias otras ocasiones Eliseo le avisó al rey, de modo que éste tomó precauciones.

Ver Capítulo

2 Reyes 6:10 - Reina Valera 1960

Entonces el rey de Israel envió a aquel lugar que el varón de Dios había dicho; y así lo hizo una y otra vez con el fin de cuidarse.

Ver Capítulo

2 Reyes 6:10 - Traducción en Lenguaje Actual

Así que el rey de Israel envió a su ejército al lugar que le había indicado Eliseo, y así se salvó en varias oportunidades.

Ver Capítulo

2 Reyes 6:10 - Nueva Versión Internacional 1999

Así que el rey de Israel envió a reconocer el lugar que el hombre de Dios le había indicado. Y en varias otras ocasiones Eliseo le avisó al rey, de modo que éste tomó precauciones.

Ver Capítulo

2 Reyes 6:10 - Biblia de las Americas

Entonces el rey de Israel envió gente al lugar que el hombre de Dios le había dicho; así que, al prevenirlo él, se cuidó de ir allí, y esto no una ni dos veces.

Ver Capítulo

2 Reyes 6:10 - Dios habla hoy

De manera que el rey de Israel enviaba gente a aquel lugar que el varón de Dios le había dicho. Así lo hizo una y otra vez con el fin de cuidarse.

Ver Capítulo

2 Reyes 6:10 - Kadosh Israelita Mesiánica

Así que el rey de Yisra'el envió hombres al lugar que Elisha le había advertido, y tomó precauciones especiales allí. Esto sucedió más de una o dos veces,

Ver Capítulo

2 Reyes 6:10 - Nueva Traducción Viviente

Entonces el rey de Israel mandaba un aviso al lugar indicado por el hombre de Dios. Varias veces Eliseo le advirtió al rey para que estuviera alerta en esos lugares.

Ver Capítulo

2 Reyes 6:10 - La Biblia del Oso  RV1569

Entõces el rey de Iſrael embió à aquel lugar, que el varon de Dios auia dicho, y amoneſtadole, y guardoſe de alli, no vna vez ni dos.

Ver Capítulo

2 Reyes 6:10 - Reina Valera Antigua 1602

Entonces el rey de Israel envió á aquel lugar que el varón de Dios había dicho y amonestádole; y guardóse de allí, no una vez ni dos.

Ver Capítulo