Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Reyes 10:8 - Nueva Version Internacional

2 Reyes 10:8

Un mensajero llegó y le dijo a Jehú que habían traído las cabezas de los príncipes. Entonces Jehú ordenó que las pusieran en dos montones a la *entrada de la ciudad, y que las dejaran allí hasta el día siguiente.

Ver Capítulo

2 Reyes 10:8 - Reina Valera 1960

Y vino un mensajero que le dio las nuevas, diciendo: Han traído las cabezas de los hijos del rey. Y él le dijo: Ponedlas en dos montones a la entrada de la puerta hasta la mañana.

Ver Capítulo

2 Reyes 10:8 - Traducción en Lenguaje Actual

Un mensajero fue a avisarle a Jehú que habían traído las cabezas de los hijos de Ahab. Entonces Jehú ordenó: —Pónganlas en dos montones a la entrada de la ciudad, y déjenlas allí hasta mañana.

Ver Capítulo

2 Reyes 10:8 - Biblia de las Americas

Cuando el mensajero vino y le avisó, diciendo: Han traído las cabezas de los hijos del rey, él dijo: Ponedlas en dos montones a la entrada de la puerta hasta la mañana.

Ver Capítulo

2 Reyes 10:8 - Dios habla hoy

y llegó un mensajero a darle la noticia diciendo: –Han traído las cabezas de los hijos del rey. Él le respondió: –Ponedlas en dos montones a la entrada de la puerta, hasta la mañana.

Ver Capítulo

2 Reyes 10:8 - Nueva Traducción Viviente

Un mensajero fue a ver a Jehú y le dijo: —Han traído las cabezas de los hijos del rey. Entonces Jehú ordenó: —Apílenlas en dos montones a la entrada de la puerta de la ciudad y déjenlas allí hasta la mañana.

Ver Capítulo

2 Reyes 10:8 - Palabra de Dios para Todos

Un mensajero llegó a donde estaba Jehú y le dijo: —Han traído las cabezas de los hijos del rey. Entonces Jehú dijo: —Pónganlas en dos montones en la puerta de la ciudad y déjenlas ahí hasta la mañana.

Ver Capítulo

2 Reyes 10:8 - Biblia de Jerusalén 1998

Llegó el mensajero e informó: "Han traído las cabezas de los hijos del rey." Respondió: "Apiladlas en dos montones a la entrada de la puerta, hasta la mañana."

Ver Capítulo

2 Reyes 10:8 - Kadosh Israelita Mesiánica

Un mensajero vino, y se lo dijo: "Ellos han traído las cabezas de los hijos del rey." El dijo: "Déjenlas en dos montones a la entrada de las puertas de la ciudad hasta la mañana.[51] "

Ver Capítulo