Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Pedro 2:18 - Nueva Version Internacional

2 Pedro 2:18

Pronunciando discursos arrogantes y sin sentido, seducen con los instintos naturales desenfrenados a quienes apenas comienzan a apartarse de los que viven en el error.

Ver Capítulo

2 Pedro 2:18 - Reina Valera 1960

Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error.

Ver Capítulo

2 Pedro 2:18 - Traducción en Lenguaje Actual

Porque ellos, para impresionar a la gente, dicen cosas bonitas que, en realidad, no sirven para nada. Obligan a otros a participar en sus mismos vicios y malos deseos, y engañan a los que con mucho esfuerzo apenas logran alejarse del pecado.

Ver Capítulo

2 Pedro 2:18 - Biblia de las Americas

Pues hablando con arrogancia y vanidad, seducen mediante deseos carnales, por sensualidad, a los que hace poco escaparon de los que viven en el error.

Ver Capítulo

2 Pedro 2:18 - Dios habla hoy

Dicen cosas altisonantes y vacías, y con vicios y deseos humanos seducen a quienes a duras penas logran escapar de los que viven en el error.

Ver Capítulo

2 Pedro 2:18 - Nueva Traducción Viviente

Se jactan de sí mismos con alardes tontos y sin sentido. Saben cómo apelar a los deseos sexuales pervertidos, para incitar a que vuelvan al pecado los que apenas se escapaban de una vida de engaño.

Ver Capítulo

2 Pedro 2:18 - Palabra de Dios para Todos

Buscan impresionar a la gente con sus palabras, que en realidad no valen nada. Con sus malos deseos y consejos seducen a quienes a duras penas logran escapar de los que viven en el error.

Ver Capítulo

2 Pedro 2:18 - Biblia de Jerusalén 1998

Hablando palabras altisonantes, pero vacías, seducen con las pasiones de la carne y el libertinaje a los que acaban de alejarse de los que viven en el error.

Ver Capítulo

2 Pedro 2:18 - Kadosh Israelita Mesiánica

Bocones hablando grandiosidades de la nada, juegan con los deseos de la vieja naturaleza, para seducir con lujuria de la carne a la gente que ha empezado a escapar de aquellos cuyos caminos de vida son errados.

Ver Capítulo