x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



2 Crónicas 23:9 - Nueva Version Internacional

2 Crónicas 23:9

Éste repartió entre los capitanes las lanzas y los escudos grandes y pequeños del rey David, que estaban guardados en el templo de Dios,

Ver Capítulo

2 Crónicas 23:9 - Reina Valera 1960

Dio también el sacerdote Joiada a los jefes de centenas las lanzas, los paveses y los escudos que habían sido del rey David, y que estaban en la casa de Dios;

Ver Capítulo

2 Crónicas 23:9 - Traducción en Lenguaje Actual

Luego el sacerdote les dio a los capitanes las lanzas y los escudos grandes y pequeños, que habían sido del rey David y que estaban en el templo.

Ver Capítulo

2 Crónicas 23:9 - Nueva Versión Internacional 1999

Éste repartió entre los capitanes las lanzas y los escudos grandes y pequeños del rey David, que estaban guardados en el templo de Dios,

Ver Capítulo

2 Crónicas 23:9 - Biblia de las Americas

Entonces el sacerdote Joiada dio a los capitanes de cientos las lanzas y los escudos grandes y pequeños que habían sido del rey David, que estaban en la casa de Dios.

Ver Capítulo

2 Crónicas 23:9 - Dios habla hoy

Entonces Joiadá entregó a los capitanes las lanzas y los diversos escudos que habían pertenecido al rey David, y que estaban en el templo de Dios.

Ver Capítulo

2 Crónicas 23:9 - Kadosh Israelita Mesiánica

Yehoyada el kohen entregó a los jefes de cientos las lanzas y los escudos, y armas que habían sido del rey David y se guardaban en la casa de Elohim.

Ver Capítulo

2 Crónicas 23:9 - Nueva Traducción Viviente

Luego Joiada dio a los comandantes las lanzas y los escudos grandes y pequeños que habían pertenecido al rey David y estaban guardados en el templo de Dios.

Ver Capítulo

2 Crónicas 23:9 - La Biblia del Oso  RV1569

Dió tambiẽ el Sacerdote Joiada à los centuriones las lanças, paueſes, y eſcudos, que auian ſido del rey Dauid, que eſtauan en la Caſa de Dios.

Ver Capítulo

2 Crónicas 23:9 - Reina Valera Antigua 1602

Dió también el sacerdote Joiada á los centuriones las lanzas, paveses y escudos que habían sido del rey David, que estaban en la casa de Dios;

Ver Capítulo