Biblia Todo Logo

La Biblia Online


2 Crónicas 1:17 - Nueva Version Internacional

2 Crónicas 1:17

Un carro importado de Egipto costaba seiscientas monedas de plata[1] ; un caballo, ciento cincuenta. Además, estos carros y caballos se los vendían a todos los reyes hititas y *sirios.

Ver Capítulo

2 Crónicas 1:17 - Reina Valera 1960

Y subían y compraban en Egipto un carro por seiscientas piezas de plata, y un caballo por ciento cincuenta; y así compraban por medio de ellos para todos los reyes de los heteos, y para los reyes de Siria.

Ver Capítulo

2 Crónicas 1:17 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

2 Crónicas 1:17 - Biblia de las Americas

Y se importaba un carro de Egipto por seiscientos siclos de plata, y un caballo por ciento cincuenta, y de la misma manera los exportaban a todos los reyes de los hititas y a los reyes de Aram.

Ver Capítulo

2 Crónicas 1:17 - Dios habla hoy

Un carro importado de Egipto valía seiscientas monedas de plata, y un caballo, ciento cincuenta. Y todos los reyes hititas y sirios los compraban por medio de los agentes de Salomón.

Ver Capítulo

2 Crónicas 1:17 - Nueva Traducción Viviente

En ese tiempo, un carro egipcio costaba seiscientas piezas de plata,* y los caballos se vendían a ciento cincuenta piezas de plata.* Después los exportaban a los reyes de los hititas y a los reyes de Aram.

Ver Capítulo

2 Crónicas 1:17 - Palabra de Dios para Todos

Ellos importaban un carro de Egipto a un costo de seiscientas monedasa de plata y un caballo a ciento cincuenta, para luego vendérselos a todos los reyes hititas y sirios.

Ver Capítulo

2 Crónicas 1:17 - Biblia de Jerusalén 1998

Traían de Egipto un carro por seiscientos siclos de plata, y un caballo por ciento cincuenta. Eran exportados también a todos los reyes de los hititas y todos los reyes de Aram.

Ver Capítulo

2 Crónicas 1:17 - Kadosh Israelita Mesiánica

Un carruaje comprado en Mitzrayim costaba seiscientas piezas de plata y un caballo ciento cincuenta piezas de plata; todos los reyes de Kittim y los reyes de Aram los compraron a estos precios por medio de los agentes de Shlomó.

Ver Capítulo