Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Tesalonicenses 2:17 - Nueva Version Internacional

1 Tesalonicenses 2:17

Nosotros, hermanos, luego de estar separados de ustedes por algún tiempo, en lo físico pero no en lo espiritual, con ferviente anhelo hicimos todo lo humanamente posible por ir a verlos.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:17 - Reina Valera 1960

Pero nosotros, hermanos, separados de vosotros por un poco de tiempo, de vista pero no de corazón, tanto más procuramos con mucho deseo ver vuestro rostro;

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:17 - Traducción en Lenguaje Actual

Sin embargo, hermanos míos, aunque nosotros nos separamos de ustedes por un tiempo, siempre los recordábamos con cariño y deseábamos mucho ir a verlos.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:17 - Biblia de las Americas

Pero nosotros, hermanos, separados de vosotros por breve tiempo, en persona pero no en espíritu, estábamos muy ansiosos, con profundo deseo de ver vuestro rostro.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:17 - Dios habla hoy

Hermanos, cuando nos separamos de ustedes por algún tiempo, aunque no los veíamos, siempre los teníamos presentes en nuestro corazón y deseábamos mucho ir a verlos.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:17 - Nueva Traducción Viviente

Amados hermanos, después de estar separados de ustedes por un breve tiempo (aunque nuestro corazón nunca los dejó), hicimos todo lo posible por regresar, debido a nuestro intenso anhelo de volver a verlos.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:17 - Palabra de Dios para Todos

Hermanos, estuvimos separados de ustedes por corto tiempo, pero aunque no estábamos presentes, nuestro corazón y pensamiento seguían con ustedes. Teníamos muchas ganas de verlos e hicimos todo lo posible por hacerlo.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:17 - Biblia de Jerusalén 1998

Mas nosotros, hermanos, separados de vosotros por breve tiempo - físicamente, mas no con el corazón - ansiábamos ardientemente ver vuestro rostro.

Ver Capítulo

1 Tesalonicenses 2:17 - Kadosh Israelita Mesiánica

Y en cuanto a nosotros, hermanos, cuando fuimos privados de su compañía en persona por un corto tiempo, pero no en pensamiento, los extrañamos y tratamos mucho de ir a verlos.

Ver Capítulo