Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Reyes 8:8 - Nueva Version Internacional

1 Reyes 8:8

Los travesaños eran tan largos que sus extremos se podían ver desde el Lugar Santo, delante del Lugar Santísimo, aunque no desde afuera; y ahí han permanecido hasta hoy.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:8 - Reina Valera 1960

Y sacaron las varas, de manera que sus extremos se dejaban ver desde el lugar santo, que está delante del lugar santísimo, pero no se dejaban ver desde más afuera; y así quedaron hasta hoy.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:8 - Traducción en Lenguaje Actual

Estas varas eran tan largas que sus puntas se veían desde el Lugar Santo, que estaba frente al Lugar Santísimo. Sin embargo, no podían verse desde afuera del templo. Así quedaron hasta el día en que se escribió este relato.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:8 - Biblia de las Americas

Pero las barras eran tan largas que los extremos de las barras se podían ver desde el lugar santo, que estaba delante del santuario interior, mas no se podían ver desde afuera; y allí están hasta hoy.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:8 - Dios habla hoy

Sacaron las varas de manera que sus extremos se podían ver desde el Lugar santo, que está delante del Lugar santísimo, pero no se podían ver desde más afuera; y así han quedado hasta hoy.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:8 - Nueva Traducción Viviente

Estas varas eran tan largas que los extremos podían verse desde el salón principal del templo —el Lugar Santo— que está delante del Lugar Santísimo, pero no podían verse desde afuera; y allí permanecen hasta el día de hoy.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:8 - Palabra de Dios para Todos

Los travesaños son largos y desde el Lugar Santo* se les ven las puntas sobresaliendo del Lugar Santísimo. Sin embargo, no se ven desde afuera y están ahí hasta el día de hoy.

Ver Capítulo

1 Reyes 8:8 - Biblia de Jerusalén 1998

Los varales se prolongaban hasta dejar ver sus extremos desde el santuario, pero no se dejaban ver más hacia fuera. (Han estado allí hasta el día de hoy).

Ver Capítulo

1 Reyes 8:8 - Kadosh Israelita Mesiánica

Las varas eran tan largas[54] que sus extremos podían verse desde el Lugar Makon Kadosh Makon delante del Lugar Kadosh Kadoshim, pero no se podían ver desde afuera; ahí están hasta este día.

Ver Capítulo