x
Biblia Todo Logo

Biblia Online

Anuncios


1 Pedro 3:9 - Nueva Version Internacional

1 Pedro 3:9

No devuelvan mal por mal ni insulto por insulto; más bien, bendigan, porque para esto fueron llamados, para heredar una bendición.

Ver Capítulo

1 Pedro 3:9 - Reina Valera 1960

no devolviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino por el contrario, bendiciendo, sabiendo que fuisteis llamados para que heredaseis bendición.

Ver Capítulo

1 Pedro 3:9 - Traducción en Lenguaje Actual

Si alguien les hace algo malo, no hagan ustedes lo mismo; si alguien los insulta, no contesten con otro insulto. Al contrario, pídanle a Dios que bendiga a esas personas, pues él los eligió a ustedes para que reciban bendición.

Ver Capítulo

1 Pedro 3:9 - Nueva Versión Internacional 1999

No devuelvan mal por mal ni insulto por insulto; más bien, bendigan, porque para esto fueron llamados, para heredar una bendición.

Ver Capítulo

1 Pedro 3:9 - Biblia de las Americas

no devolviendo mal por mal, o insulto por insulto, sino más bien bendiciendo, porque fuisteis llamados con el propósito de heredar bendición.

Ver Capítulo

1 Pedro 3:9 - Dios habla hoy

No devuelvan mal por mal ni insulto por insulto. Al contrario, devuelvan bendición, pues Dios los ha llamado a recibir bendición.

Ver Capítulo

1 Pedro 3:9 - Kadosh Israelita Mesiánica

no devolviendo mal por mal ni insulto con insulto, pero por el contrario, con bendición. Porque es para esto que fueron llamados, para que reciban bendición.

Ver Capítulo

1 Pedro 3:9 - Nueva Traducción Viviente

No paguen mal por mal. No respondan con insultos cuando la gente los insulte. Por el contrario, contesten con una bendición. A esto los ha llamado Dios, y él los bendecirá por hacerlo.

Ver Capítulo

1 Pedro 3:9 - La Biblia del Oso  RV1569

No boluiendo mal por mal, ni maldicion por maldicion: ſino antes por el contrario, bendiziendo: ſabiẽdo que voſotros ſoys llamados a que poßeays en herencia bendicion.

Ver Capítulo

1 Pedro 3:9 - Reina Valera Antigua 1602

No volviendo mal por mal, ni maldición por maldición, sino antes por el contrario, bendiciendo; sabiendo que vosotros sois llamados para que poseáis bendición en herencia.

Ver Capítulo