Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Corintios 9:18 - Nueva Version Internacional

1 Corintios 9:18

¿Cuál es, entonces, mi recompensa? Pues que al predicar el evangelio pueda presentarlo gratuitamente, sin hacer valer mi derecho.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:18 - Reina Valera 1960

¿Cuál, pues, es mi galardón? Que predicando el evangelio, presente gratuitamente el evangelio de Cristo, para no abusar de mi derecho en el evangelio.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:18 - Traducción en Lenguaje Actual

Pero entonces, ¿qué gano yo con eso? ¡Nada menos que la satisfacción de poder anunciar la buena noticia, sin recibir nada a cambio! Es decir, anunciarla sin hacer valer mi derecho de vivir de mi trabajo como apóstol.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:18 - Biblia de las Americas

¿Cuál es, entonces, mi recompensa? Que al predicar el evangelio, pueda ofrecerlo gratuitamente sin hacer pleno uso de mi derecho en el evangelio.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:18 - Dios habla hoy

En este caso, mi recompensa es la satisfacción de anunciar el evangelio sin cobrar nada; es decir, sin hacer valer mi derecho a vivir del anuncio del evangelio.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:18 - Nueva Traducción Viviente

¿Cuál es, entonces, mi paga? Es la oportunidad de predicar la Buena Noticia sin cobrarle a nadie. Por esa razón, nunca reclamo mis derechos cuando predico la Buena Noticia.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:18 - Palabra de Dios para Todos

¿Y cuál es mi recompensa? Que puedo anunciar las buenas noticias libremente y sin pedir nada a cambio. Es decir, que no hago uso del derecho que tengo de recibir un pago por mi trabajo de anunciar las buenas noticias.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:18 - Biblia de Jerusalén 1998

Ahora bien, ¿cuál es mi recompensa? Predicar el Evangelio entregándolo gratuitamente, renunciando al derecho que me confiere el Evangelio.

Ver Capítulo

1 Corintios 9:18 - Kadosh Israelita Mesiánica

Entonces, ¿cuál es mi recompensa? Sólo esto: que proclamando las Buenas Noticias, puedo hacerlas disponibles sin precio, sin hacer uso de los derechos que me han sido conferidos.

Ver Capítulo