Biblia Todo Logo

La Biblia Online


1 Corintios 10:29 - Nueva Version Internacional

1 Corintios 10:29

(Me refiero a la conciencia del otro, no a la de ustedes.) ¿Por qué se ha de juzgar mi libertad de acuerdo a la conciencia ajena?

Ver Capítulo

1 Corintios 10:29 - Reina Valera 1960

La conciencia, digo, no la tuya, sino la del otro. Pues ¿por qué se ha de juzgar mi libertad por la conciencia de otro?

Ver Capítulo

1 Corintios 10:29 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

1 Corintios 10:29 - Biblia de las Americas

Quiero decir, no vuestra conciencia, sino la del otro; pues ¿por qué ha de ser juzgada mi libertad por la conciencia ajena?

Ver Capítulo

1 Corintios 10:29 - Dios habla hoy

Estoy hablando de la conciencia del otro, no de la de ustedes. [17] yo no debo hacer que mi libertad sea mal juzgada por la conciencia de otra persona.

Ver Capítulo

1 Corintios 10:29 - Nueva Traducción Viviente

Tal vez no sea una cuestión de conciencia para ustedes, pero lo es para la otra persona). Pues, ¿por qué tendría que ser restringida mi libertad por lo que piense otra persona?

Ver Capítulo

1 Corintios 10:29 - Palabra de Dios para Todos

No digo que ustedes piensen que no se debe hacer, pero la otra persona puede pensar que está mal. Pero alguno puede preguntar ¿por qué ha de ser juzgada mi propia libertad por lo que otra persona piense que está mal?

Ver Capítulo

1 Corintios 10:29 - Biblia de Jerusalén 1998

No me refiero a tu conciencia, sino a la del otro; pues ¿cómo va a ser juzgada la libertad de mi conciencia por una conciencia ajena?

Ver Capítulo

1 Corintios 10:29 - Kadosh Israelita Mesiánica

Sin embargo, no lo digo por la conciencia de ustedes, sino la de la otra persona. Ustedes pueden preguntar: ¿Por qué mi libertad puede ser determinada por la conciencia de otro?

Ver Capítulo