x

Biblia Online

Anuncios


Lucas 8:12 - Nacar-Colunga

Lucas 8:12

Los que están a lo largo del camino son los que oyen, pero en seguida viene el diablo y arrebata de su corazón la palabra para que no crean y se salven.

Ver Capítulo

Lucas 8:12 - Reina Valera 1960

Y los de junto al camino son los que oyen, y luego viene el diablo y quita de su corazón la palabra, para que no crean y se salven.

Ver Capítulo

Lucas 8:12 - Traducción en Lenguaje Actual

Las que cayeron en el camino representan a los que oyen el mensaje, pero cuando viene el diablo y hace que se les olvide, para que ya no crean ni reciban la salvación que Dios les ofrece.

Ver Capítulo

Lucas 8:12 - Nueva Version Internacional

Los que están junto al camino son los que oyen, pero luego viene el diablo y les quita la palabra del corazón, no sea que crean y se salven.

Ver Capítulo

Lucas 8:12 - Nueva Versión Internacional 1999

Los que están junto al camino son los que oyen, pero luego viene el diablo y les quita la palabra del corazón, no sea que crean y se salven.

Ver Capítulo

Lucas 8:12 - Biblia de las Americas

Y aquéllos a lo largo del camino son los que han oído, pero después viene el diablo y arrebata la palabra de sus corazones, para que no crean y se salven.

Ver Capítulo

Lucas 8:12 - Dios habla hoy

y la parte que cayó por el camino representa a los que oyen el mensaje, pero viene el diablo y se lo quita del corazón, para que no crean y se salven.

Ver Capítulo

Lucas 8:12 - Kadosh Israelita Mesiánica

Los que están a lo largo del sendero son los que oyen, pero ha satán viene y saca el mensaje de sus corazones, para evitar que se salven y confíen en el mensaje.

Ver Capítulo

Lucas 8:12 - Nueva Traducción Viviente

Las semillas que cayeron en el camino representan a los que oyen el mensaje, pero viene el diablo, se lo quita del corazón e impide que crean y sean salvos.

Ver Capítulo

Lucas 8:12 - La Biblia del Oso  RV1569

Y los de junto àl camino, eſtos ſon los que oyen: y luego viene el diablo, y quita la palabra de ſu coraçon, porque no ſe ſaluen creyendo.

Ver Capítulo