x

Biblia Online

Anuncios


Jeremías 4:10 - Nacar-Colunga

Jeremías 4:10

y exclamarán: ¡Ah Señor, Yahvé! Ciertamente has engañado a este pueblo y a Jerusalén, diciendo: “Tendréis paz,” y la espada ha llegado hasta el alma.

Ver Capítulo

Jeremías 4:10 - Reina Valera 1960

Y dije: ¡Ay, ay, Jehová Dios! Verdaderamente en gran manera has engañado a este pueblo y a Jerusalén, diciendo: Paz tendréis; pues la espada ha venido hasta el alma.

Ver Capítulo

Jeremías 4:10 - Traducción en Lenguaje Actual

Yo, Jeremías, dije: «Poderoso Dios de Israel, ¿por qué has engañado a los que viven en Jerusalén? ¿Por qué les prometiste que vivirían en paz, cuando en realidad viven en constante peligro de muerte?»

Ver Capítulo

Jeremías 4:10 - Nueva Version Internacional

Yo dije: '¡Ah, Señor mi Dios, cómo has engañado a este pueblo y a Jerusalén! Dijiste: Tendrán *paz, pero tienen la espada en el cuello.'

Ver Capítulo

Jeremías 4:10 - Nueva Versión Internacional 1999

Yo dije: «¡Ah, Señor mi Dios, cómo has engañado a este pueblo y a Jerusalén! Dijiste: “Tendrán paz”, pero tienen la espada en el cuello.»

Ver Capítulo

Jeremías 4:10 - Biblia de las Americas

Entonces dije: ¡Ah, Señor DIOS! Ciertamente has engañado en gran manera a este pueblo y a Jerusalén, diciendo: 'Paz tendréis', cuando tienen la espada al cuello.

Ver Capítulo

Jeremías 4:10 - Dios habla hoy

yo dije: '¡Ay, Señor, cómo has engañado a la gente de Jerusalén! Les prometiste paz, y lo que tienen es un cuchillo en el cuello.'

Ver Capítulo

Jeremías 4:10 - Kadosh Israelita Mesiánica

Entonces dije: '¡O, Soberano YAHWEH! ° ¡Verdad Tú has engañado a este pueblo y a Yerushalayim, diciendo: 'Ustedes tendrán Shalom,' cuando la espada ha llegado a sus almas!'[22] °

Ver Capítulo

Jeremías 4:10 - Nueva Traducción Viviente

Entonces dije: «Oh Soberano SEÑOR, el pueblo ha sido engañado por lo que dijiste, porque prometiste paz para Jerusalén. ¡Sin embargo la espada está en su cuello!».

Ver Capítulo

Jeremías 4:10 - La Biblia del Oso  RV1569

(Y dixe, Ay, ay, Iehoua Dios, verdaderamente engañando has engañado à eſte pueblo, y à Ieruſalem diziendo, Paz tendreys: y el cuchillo ha venido haſta el alma.)

Ver Capítulo