x

Biblia Online

Anuncios


Isaías 65:11 - Nacar-Colunga

Isaías 65:11

Pero vosotros, los que dejáis a Yahvé y olvidáis mi santo monte, los que aderezáis mesa para Gad y llenáis la copa para Meni,

Ver Capítulo

Isaías 65:11 - Reina Valera 1960

Pero vosotros los que dejáis a Jehová, que olvidáis mi santo monte, que ponéis mesa para la Fortuna, y suministráis libaciones para el Destino;

Ver Capítulo

Isaías 65:11 - Traducción en Lenguaje Actual

»Pero a ustedes, que se apartan de mí, que se olvidan de mi templo, y ofrecen comida y vino a los dioses de la buena fortuna y del destino,

Ver Capítulo

Isaías 65:11 - Nueva Version Internacional

"Pero a ustedes que abandonan al Señor y se olvidan de mi monte *santo, que para los dioses de la Fortuna y del Destino preparan mesas y sirven vino mezclado,

Ver Capítulo

Isaías 65:11 - Nueva Versión Internacional 1999

»Pero a ustedes que abandonan al Señor y se olvidan de mi monte santo, que para los dioses de la Fortuna y del Destino preparan mesas y sirven vino mezclado,

Ver Capítulo

Isaías 65:11 - Biblia de las Americas

Pero vosotros que abandonáis al SEÑOR, que olvidáis mi santo monte, que ponéis mesa para la Fortuna, y que preparáis vino mezclado para el Destino,

Ver Capítulo

Isaías 65:11 - Dios habla hoy

Pero a ustedes que se apartan del Señor y se olvidan de mi monte santo, que ofrecen comida y vino a Gad y Mení, dioses de la fortuna, [4]

Ver Capítulo

Isaías 65:11 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Pero en cuanto a ti que abandonas a YAHWEH, ° que te olvidas de mi Monte Kadosh, que preparas mesa para Gad, un dios de suerte, y llenas recipientes de vino mezclado para Meni, un dios de destino.[306]

Ver Capítulo

Isaías 65:11 - Nueva Traducción Viviente

»Pero como el resto de ustedes abandonó al SEÑOR y se olvidó de su templo, y como preparó fiestas para honrar al dios de la Fortuna y le ofreció vino mezclado al dios del Destino,

Ver Capítulo

Isaías 65:11 - La Biblia del Oso  RV1569

Mas voſotros que dexays à Iehoua, q̃ oluidays el Mõte de mi sãidad, q̃ poneys meſa à la Fortuna, y cumplis el numero de la derramadura.

Ver Capítulo