x

Biblia Online

Anuncios


Isaías 60:11 - Nacar-Colunga

Isaías 60:11

Tus puertas estarán siempre abiertas, no se cerrarán ni de día ni de noche, para traerte los bienes de las gentes, con sus jefes por guías al frente,

Ver Capítulo

Isaías 60:11 - Reina Valera 1960

Tus puertas estarán de continuo abiertas; no se cerrarán de día ni de noche, para que a ti sean traídas las riquezas de las naciones, y conducidos a ti sus reyes.

Ver Capítulo

Isaías 60:11 - Traducción en Lenguaje Actual

»Los portones de Jerusalén no se cerrarán ni de día ni de noche; así las naciones, bajo la guía de sus reyes, podrán traerles sus riquezas.

Ver Capítulo

Isaías 60:11 - Nueva Version Internacional

Tus *puertas estarán siempre abiertas, ni de día ni de noche se cerrarán; a ti serán traídas las riquezas de las naciones; ante ti desfilarán sus derrotados reyes.

Ver Capítulo

Isaías 60:11 - Nueva Versión Internacional 1999

Tus puertas estarán siempre abiertas, ni de día ni de noche se cerrarán; a ti serán traídas las riquezas de las naciones; ante ti desfilarán sus derrotados reyes.

Ver Capítulo

Isaías 60:11 - Biblia de las Americas

Tus puertas estarán abiertas de continuo; ni de día ni de noche se cerrarán, para que te traigan las riquezas de las naciones, con sus reyes llevados en procesión.

Ver Capítulo

Isaías 60:11 - Dios habla hoy

Tus puertas estarán siempre abiertas; no se cerrarán de día ni de noche, para que puedan traerte las riquezas de las naciones y entren los reyes con su comitiva.

Ver Capítulo

Isaías 60:11 - Kadosh Israelita Mesiánica

Tus puertas siempre estarán abiertas, ° no se cerrarán de día ni de noche, para que la gente te traiga las riquezas de los Goyim, con sus reyes como cautivos.[292]

Ver Capítulo

Isaías 60:11 - Nueva Traducción Viviente

Tus puertas permanecerán abiertas de día y de noche para recibir las riquezas de muchos países. Los reyes del mundo serán llevados como cautivos en un desfile victorioso.

Ver Capítulo

Isaías 60:11 - La Biblia del Oso  RV1569

Tus puertas eſtarán de cõtino abiertas, no ſe cerrarán de dia ni de noche: paraque fortaleza de gentes ſea trayda à ti, y ſus reyes guiando.

Ver Capítulo