x

Biblia Online

Anuncios


Isaías 37:17 - Nacar-Colunga

Isaías 37:17

Inclina tus oídos, ¡oh Yahvé! y oye. Abre, ¡oh Yahvé! tus ojos y mira. Oye todas las palabras que me dirige Senaquerib para escarnecer al Dios vivo.

Ver Capítulo

Isaías 37:17 - Reina Valera 1960

Inclina, oh Jehová, tu oído, y oye; abre, oh Jehová, tus ojos, y mira; y oye todas las palabras de Senaquerib, que ha enviado a blasfemar al Dios viviente.

Ver Capítulo

Isaías 37:17 - Traducción en Lenguaje Actual

¡Préstanos atención! Mira lo que nos está sucediendo. Escucha lo que dijo Senaquerib para ofenderte a ti, el Dios de la vida.

Ver Capítulo

Isaías 37:17 - Nueva Version Internacional

Presta atención, Señor, y escucha; abre tus ojos, Señor, y mira; escucha todas las palabras que Senaquerib ha mandado a decir para insultar al Dios viviente.

Ver Capítulo

Isaías 37:17 - Nueva Versión Internacional 1999

Presta atención, Señor, y escucha; abre tus ojos, Señor, y mira; escucha todas las palabras que Senaquerib ha mandado a decir para insultar al Dios viviente.

Ver Capítulo

Isaías 37:17 - Biblia de las Americas

Inclina, oh SEÑOR, tu oído y escucha; abre, oh SEÑOR, tus ojos y mira; escucha todas las palabras que Senaquerib ha enviado para injuriar al Dios vivo.

Ver Capítulo

Isaías 37:17 - Dios habla hoy

Pon atención, Señor, y escucha. Abre tus ojos, Señor, y mira. Escucha las palabras que Senaquerib mandó decirme, palabras todas ellas ofensivas contra ti, el Dios viviente.

Ver Capítulo

Isaías 37:17 - Kadosh Israelita Mesiánica

¡Vuelve tu oído, YAHWEH, y oye! ¡Abre tus ojos, YAHWEH, y mira! Oye todas las palabras que Sanjeriv envió para insultar al Elohim viviente.

Ver Capítulo

Isaías 37:17 - Nueva Traducción Viviente

¡Inclínate, oh SEÑOR, y escucha! ¡Abre tus ojos, oh SEÑOR, y mira! Escucha las palabras desafiantes de Senaquerib contra el Dios viviente.

Ver Capítulo

Isaías 37:17 - La Biblia del Oso  RV1569

Inclina, ó Iehoua, tu oreja, y oye: abre, ó Iehoua, tus ojos, y mira, y oye todas las palabras de Sennacherib: elqual embió à blaſphemar àl Dios biuiente.

Ver Capítulo