x

Biblia Online

Anuncios


Génesis 7:11 - Nacar-Colunga

Génesis 7:11

A los seiscientos años de la vida de Noé, el segundo mes, el día diecisiete de él, se rompieron todas las fuentes del abismo, se abrieron las cataratas del cielo,

Ver Capítulo

Génesis 7:11 - Reina Valera 1960

El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas,

Ver Capítulo

Génesis 7:11 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Génesis 7:11 - Nueva Version Internacional

Cuando Noé tenía seiscientos años, precisamente en el día diecisiete del mes segundo, se reventaron las fuentes del mar profundo y se abrieron las compuertas del cielo.

Ver Capítulo

Génesis 7:11 - Nueva Versión Internacional 1999

Cuando Noé tenía seiscientos años, precisamente en el día diecisiete del mes segundo, se reventaron las fuentes del mar profundo y se abrieron las compuertas del cielo.

Ver Capítulo

Génesis 7:11 - Biblia de las Americas

El año seiscientos de la vida de Noé, el mes segundo, a los diecisiete días del mes, en ese mismo día se rompieron todas las fuentes del gran abismo, y las compuertas del cielo fueron abiertas.

Ver Capítulo

Génesis 7:11 - Dios habla hoy

Era el día diecisiete del mes segundo. Noé tenía entonces seiscientos años. Precisamente en ese día, se reventaron las fuentes del gran mar abajo, y se abrieron las compuertas del cielo arriba.

Ver Capítulo

Génesis 7:11 - Kadosh Israelita Mesiánica

En el vigésimo séptimo día del segundo mes de los 600 años de la vida de Noaj todas las fuentes del gran abismo fueron rotas, y las ventanas del cielo[25] fueron abiertas.

Ver Capítulo

Génesis 7:11 - Nueva Traducción Viviente

Cuando Noé tenía seiscientos años, el día diecisiete del mes segundo, todas las aguas subterráneas entraron en erupción, y la lluvia cayó en grandes torrentes desde el cielo.

Ver Capítulo

Génesis 7:11 - La Biblia del Oso  RV1569

El año de ſeys cientos de la vida de Noe, en el mes Segundo, à los diez y ſiete dias del mes: á quel dia fueron rompidas todas las fuentes del grande abiſmo, y las ventanas de los cielos fueron abiertas.

Ver Capítulo