x

Biblia Online

Anuncios


Ezequiel 3:23 - Nacar-Colunga

Ezequiel 3:23

Levánteme y salí al campo, y vi que estaba allí la gloria de Yahvé, como la gloria que había visto en la ribera del Kebar, y caí rostro a tierra,

Ver Capítulo

Ezequiel 3:23 - Reina Valera 1960

Y me levanté y salí al campo; y he aquí que allí estaba la gloria de Jehová, como la gloria que había visto junto al río Quebar; y me postré sobre mi rostro.

Ver Capítulo

Ezequiel 3:23 - Traducción en Lenguaje Actual

Así lo hice. Y cuando llegué al valle, vi de nuevo a Dios en todo su esplendor, como lo había contemplado a orillas del río Quebar. Yo me arrodillé para adorarlo,

Ver Capítulo

Ezequiel 3:23 - Nueva Version Internacional

Yo me levanté y salí al campo. Allí vi la gloria del Señor, tal como la había visto a orillas del río Quebar, y caí rostro en tierra.

Ver Capítulo

Ezequiel 3:23 - Nueva Versión Internacional 1999

Yo me levanté y salí al campo. Allí vi la gloria del Señor, tal como la había visto a orillas del río Quebar, y caí rostro en tierra.

Ver Capítulo

Ezequiel 3:23 - Biblia de las Americas

Entonces me levanté y salí a la llanura; y he aquí, la gloria del SEÑOR estaba parada allí, como la gloria que vi junto al río Quebar, y caí rostro en tierra.

Ver Capítulo

Ezequiel 3:23 - Dios habla hoy

yo me levanté y salí a la llanura, y allí vi la gloria del Señor, como la había visto a orillas del río que bar. Me incliné hasta tocar el suelo con la frente,

Ver Capítulo

Ezequiel 3:23 - Kadosh Israelita Mesiánica

Así que me levanté y fui al valle. La Gloria de YAHWEH estaba allí, como la Gloria que yo había visto junto a Río Kevar; y yo caí sobre mi rostro.

Ver Capítulo

Ezequiel 3:23 - Nueva Traducción Viviente

Entonces me levanté y fui. Allí vi la gloria del SEÑOR, tal como la había visto en mi primera visión junto al río Quebar, y caí con el rostro en tierra.

Ver Capítulo

Ezequiel 3:23 - La Biblia del Oso  RV1569

Y leuantéme, y ſali àl campo; y heaqui que alli eſtaua la gloria de Iehoua, como la gloria que auia viſto jũto àl Rio de Chobar: y cay ſobre mi roſtro.

Ver Capítulo