x

Biblia Online

Anuncios



1 Samuel 25:42 - Biblia Nacar-Colunga

1 Samuel 25:42

Levantóse luego Abigaíl y, montando sobre su asno, acompañada de cinco de sus mozas, siguió a los mensajeros de David, y fue su mujer.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:42 - Biblia Reina Valera 1960

Y levantándose luego Abigail con cinco doncellas que le servían, montó en un asno y siguió a los mensajeros de David, y fue su mujer.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:42 - Biblia Traducción en Lenguaje Actual

Después de haber dicho esto, se preparó rápidamente y, acompañada de cinco sirvientas, montó en un burro y se fue tras los enviados de David para casarse con él.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:42 - Biblia Nueva Version Internacional

Sin perder tiempo, Abigaíl se dispuso a partir. Se montó en un asno y, acompañada de cinco criadas, se fue con los mensajeros de David. Después se casó con él.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:42 - Biblia Nueva Versión Internacional 1999

Sin perder tiempo, Abigaíl se dispuso a partir. Se montó en un asno y, acompañada de cinco criadas, se fue con los mensajeros de David. Después se casó con él.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:42 - Biblia de las Americas

Abigail se levantó apresuradamente, montó en un asno, y con sus cinco doncellas que la atendían siguió a los mensajeros de David, y fue su mujer.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:42 - Biblia Dios habla hoy

Después de haber dicho esto, se preparó rápidamente y , acompañada por cinco criadas, montó en un asno y se puso en camino tras los enviados de David, y se casó con él.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:42 - Biblia Kadosh Israelita Mesiánica

Entonces Avigayil se apresuró, salió montada en un asno, con cinco de sus sirvientas siguiéndola. Ella fue tras los sirvientes de David, y fue su esposa.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:42 - Biblia Nueva Traducción Viviente

Así que enseguida se preparó, llevó a cinco de sus siervas como asistentes, se montó en su burro, y fue con los mensajeros de David. Y se convirtió en su esposa.

Ver Capítulo

1 Samuel 25:42 - La Biblia del Oso  RV 1569

Y ella ſe leuantó y inclinó ſu roſtro à tierra diziendo: Heaqui tu ſierua, paraque ſea ſierua que laue los pies de los ſieruos de mi ſeñor.

Ver Capítulo