x

Biblia Online

Anuncios


Génesis 46:26 - La Biblia del Oso  RV1569

Génesis 46:26

Todas las perſonas que vinieron con Iacob à Egypto, que ſalieron de ſu muſlo, ſin las mugeres de los hijos de Iacob, todas las perſonas fueron ſeſenta y ſeys.

Ver Capítulo

Génesis 46:26 - Reina Valera 1960

Todas las personas que vinieron con Jacob a Egipto, procedentes de sus lomos, sin las mujeres de los hijos de Jacob, todas las personas fueron sesenta y seis.

Ver Capítulo

Génesis 46:26 - Traducción en Lenguaje Actual

A Egipto fueron sesenta y seis descendientes directos de Jacob, sin contar a las esposas de sus hijos.

Ver Capítulo

Génesis 46:26 - Nueva Version Internacional

Todos los familiares de Jacob que llegaron a Egipto, y que eran de su misma sangre, fueron sesenta y seis, sin contar a las nueras.

Ver Capítulo

Génesis 46:26 - Nueva Versión Internacional 1999

Todos los familiares de Jacob que llegaron a Egipto, y que eran de su misma sangre, fueron sesenta y seis, sin contar a las nueras.

Ver Capítulo

Génesis 46:26 - Biblia de las Americas

Todas las personas de la familia de Jacob, que vinieron a Egipto, descendientes directos suyos, no incluyendo las mujeres de los hijos de Jacob, eran en total sesenta y seis personas.

Ver Capítulo

Génesis 46:26 - Dios habla hoy

Todas las personas que llegaron con Jacob a Egipto, y que eran de su misma sangre, fueron sesenta y seis, sin contar las esposas de sus hijos.

Ver Capítulo

Génesis 46:26 - Kadosh Israelita Mesiánica

Todas las almas que pertenecían a Ya'akov cuando fue a Mitzrayim, su zera directa (sin contar las esposas de los hijos de Ya'akov), fueron sesenta y seis.

Ver Capítulo

Génesis 46:26 - Nueva Traducción Viviente

Todos los descendientes directos de Jacob que partieron con él a Egipto, sin contar a las esposas de sus hijos, fueron sesenta y seis.

Ver Capítulo

Génesis 46:26 - Reina Valera Antigua 1602

Todas las personas que vinieron con Jacob á Egipto, procedentes de sus lomos, sin las mujeres de los hijos de Jacob, todas las personas fueron sesenta y seis.

Ver Capítulo