x

Biblia Online

Anuncios


Deuteronomio 2:5 - La Biblia del Oso  RV1569

Deuteronomio 2:5

No os reboluays con ellos, que no os daré de ſu tierra ni aun vna holladura de vna planta de vn pie: porque yo hedado por heredad à Eſau el monte de Seir.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:5 - Reina Valera 1960

No os metáis con ellos, porque no os daré de su tierra ni aun lo que cubre la planta de un pie; porque yo he dado por heredad a Esaú el monte de Seir.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:5 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:5 - Nueva Version Internacional

no peleen con ellos, porque no les daré a ustedes ninguna porción de su territorio, ni siquiera el lugar donde ustedes planten el pie. A Esaú le he dado por herencia la región montañosa de Seír.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:5 - Nueva Versión Internacional 1999

no peleen con ellos, porque no les daré a ustedes ninguna porción de su territorio, ni siquiera el lugar donde ustedes planten el pie. A Esaú le he dado por herencia la región montañosa de Seír.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:5 - Biblia de las Americas

no los provoquéis, porque nada de su tierra os daré, ni siquiera la huella de un pie, porque a Esaú he dado el monte Seir por posesión.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:5 - Dios habla hoy

y no los ataquen, pues yo no les daré a ustedes ni una sola parte de ese país, porque las montañas de Seír son propiedad de los descendientes de Esaú. Yo se las di a ellos.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:5 - Kadosh Israelita Mesiánica

y no se metan en peleas con ellos; porque Yo no voy a darles nada de su tierra, no, ni siquiera para pararse sobre un pie; puesto que ya he dado el Monte Seir a Esav como su posesión.[5]

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:5 - Nueva Traducción Viviente

No los molesten, porque yo les he dado como propiedad toda la zona montañosa que rodea el monte Seir, y a ustedes no les daré ni un metro cuadrado de esa tierra.

Ver Capítulo

Deuteronomio 2:5 - Reina Valera Antigua 1602

No os metáis con ellos; que no os daré de su tierra ni aun la holladura de la planta de un pie; porque yo he dado por heredad á Esaú el monte de Seir.

Ver Capítulo