Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Zacarías 11:7 - Dios habla hoy

Zacarías 11:7

Entonces me puse a cuidar las ovejas destinadas al matadero. Lo hice por cuenta de los tratantes. [3] y me conseguí dos bastones: al uno lo llamé "Bienestar" y al otro "Unión".

Ver Capítulo

Zacarías 11:7 - Reina Valera 1960

Apacenté, pues, las ovejas de la matanza, esto es, a los pobres del rebaño. Y tomé para mí dos cayados: al uno puse por nombre Gracia, y al otro Ataduras; y apacenté las ovejas.

Ver Capítulo

Zacarías 11:7 - Traducción en Lenguaje Actual

Yo me dediqué a cuidar de las ovejas que irían al matadero, y di especial atención a las ovejas más débiles. Tenía yo dos varas de pastor; a una de ellas la llamé «Bondad», y a la otra la llamé «Unión».

Ver Capítulo

Zacarías 11:7 - Nueva Version Internacional

Así que me dediqué a cuidar las ovejas que los mercaderes habían destinado al matadero. Tomé dos varas de *pastor: a una le puse por nombre Gracia, y a la otra Unión, y me dediqué a cuidar del rebaño.

Ver Capítulo

Zacarías 11:7 - Biblia de las Americas

Apacenté, pues, las ovejas destinadas para la matanza, esto es, los afligidos del rebaño. Y tomé para mí dos cayados: a uno lo llamé Gracia y al otro lo llamé Unión; y apacenté las ovejas.

Ver Capítulo

Zacarías 11:7 - Nueva Traducción Viviente

Así que cuidé el rebaño destinado al matadero, el rebaño que fue oprimido. Entonces tomé dos varas de pastor y a una nombré Favor y a la otra Unión.

Ver Capítulo

Zacarías 11:7 - Palabra de Dios para Todos

Así que me dediqué a cuidar las ovejas que iban a ser sacrificadas, especialmente a los pobres del rebaño. Tomé dos varas de pastor, a una la llamé Gracia, a la otra la llamé Unión, y con esas varas de pastor guié a las ovejas.

Ver Capítulo

Zacarías 11:7 - Biblia de Jerusalén 1998

Apacenté, pues, las ovejas de matanza destinadas a los tratantes de ovejas, y me procuré dos cayados: a uno lo llamé "Gracia" y al otro "Vínculo". Me puse a apacentar las ovejas,

Ver Capítulo

Zacarías 11:7 - Kadosh Israelita Mesiánica

Así que Yo pastoreé al rebaño del matadero en la tierra de Kenaan; y tomé dos cayados para mí. Llamé a uno Noam [bello], y al otro lo llamé Jovalim [ataduras, unión], y atenderé el rebaño. [61]

Ver Capítulo