Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Salmos 32:3 - Dios habla hoy

Salmos 32:3

Mientras no confesé mi pecado, mi cuerpo iba decayendo por mi gemir de todo el día,

Ver Capítulo

Salmos 32:3 - Reina Valera 1960

Mientras callé, se envejecieron mis huesos En mi gemir todo el día.

Ver Capítulo

Salmos 32:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Mientras no te confesé mi pecado, las fuerzas se me fueron acabando de tanto llorar.

Ver Capítulo

Salmos 32:3 - Nueva Version Internacional

Mientras guardé silencio, mis huesos se fueron consumiendo por mi gemir de todo el día.

Ver Capítulo

Salmos 32:3 - Biblia de las Americas

Mientras callé mi pecado , mi cuerpo se consumió con mi gemir durante todo el día.

Ver Capítulo

Salmos 32:3 - Nueva Traducción Viviente

Mientras me negué a confesar mi pecado, mi cuerpo se consumió, y gemía todo el día.

Ver Capítulo

Salmos 32:3 - Palabra de Dios para Todos

Cuando yo no quería confesar mis culpas, me debilitaba cada día más.

Ver Capítulo

Salmos 32:3 - Biblia de Jerusalén 1998

Guardaba silencio y se consumía mi cuerpo, cansado de gemir todo el día,

Ver Capítulo

Salmos 32:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Cuando me mantuve callado, mis huesos se consumieron por causa de mi gemir el día entero;

Ver Capítulo