x
Biblia Todo Logo

Biblia Online


Números 35:28 - Dios habla hoy

Números 35:28

El que mató deberá quedarse en la ciudad de refugio hasta la muerte del sumo sacerdote. Después podrá volver a su tierra.

Ver Capítulo

Números 35:28 - Reina Valera 1960

pues en su ciudad de refugio deberá aquél habitar hasta que muera el sumo sacerdote; y después que haya muerto el sumo sacerdote, el homicida volverá a la tierra de su posesión.

Ver Capítulo

Números 35:28 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Números 35:28 - Nueva Version Internacional

Así que el acusado debe permanecer en su ciudad de refugio hasta la muerte del sumo sacerdote. Después de eso podrá volver a su heredad.

Ver Capítulo

Números 35:28 - Nueva Versión Internacional 1999

Así que el acusado debe permanecer en su ciudad de refugio hasta la muerte del sumo sacerdote. Después de eso podrá volver a su heredad.

Ver Capítulo

Números 35:28 - Biblia de las Americas

porque el homicida debió haber permanecido en la ciudad de refugio hasta la muerte del sumo sacerdote. Pero después de la muerte del sumo sacerdote, el homicida volverá a su tierra.

Ver Capítulo

Números 35:28 - Kadosh Israelita Mesiánica

porque él debe quedarse en su ciudad de refugio hasta la muerte del kohen hagadol. Pero después de la muerte del kohen hagadol el homicida puede regresar a la tierra que posee.

Ver Capítulo

Números 35:28 - Nueva Traducción Viviente

El responsable de la muerte debió haber permanecido dentro de la ciudad de refugio hasta la muerte del sumo sacerdote; pero después de la muerte del sumo sacerdote, el responsable de la muerte podrá volver a su propia tierra.

Ver Capítulo

Números 35:28 - La Biblia del Oso  RV1569

Mas en ſu ciudad de acogimiẽto habitará haſta que muera el Gran Sacerdote: y deſpues q̃ muriere el Grá Sacerdote el homicida boluerá à la tierra de ſu poßeßion.

Ver Capítulo

Números 35:28 - Reina Valera Antigua 1602

Pues en su ciudad de refugio deberá aquél habitar hasta que muera el gran sacerdote: y después que muriere el gran sacerdote, el homicida volverá á la tierra de su posesión.

Ver Capítulo