x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Números 18:4 - Dios habla hoy

Números 18:4

Deberán acompañarte en el servicio de la tienda del encuentro y en todos los oficios correspondientes. Pero ninguna persona extraña debe acercarse a ustedes;

Ver Capítulo

Números 18:4 - Reina Valera 1960

Se juntarán, pues, contigo, y tendrán el cargo del tabernáculo de reunión en todo el servicio del tabernáculo; ningún extraño se ha de acercar a vosotros.

Ver Capítulo

Números 18:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Números 18:4 - Nueva Version Internacional

Ellos serán tus ayudantes, y estarán a cargo de la Tienda de reunión y de todo su servicio. Así que, cuando ustedes ministren, nadie que no esté autorizado se les acercará.

Ver Capítulo

Números 18:4 - Nueva Versión Internacional 1999

Ellos serán tus ayudantes, y estarán a cargo de la Tienda de reunión y de todo su servicio. Así que, cuando ustedes ministren, nadie que no esté autorizado se les acercará.

Ver Capítulo

Números 18:4 - Biblia de las Americas

Y ellos se juntarán contigo, y atenderán a las obligaciones de la tienda de reunión, para todo el servicio de la tienda; pero ningún extraño se acercará a vosotros.

Ver Capítulo

Números 18:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ellos trabajarán junto contigo en tus labores relacionadas al Tabernáculo del Testimonio, cualquiera que el servicio en la tienda sea; pero una persona no autorizada no se acercará a ti.

Ver Capítulo

Números 18:4 - Nueva Traducción Viviente

Los levitas te ayudarán con el cumplimiento de sus responsabilidades del cuidado y el mantenimiento del tabernáculo,* pero no podrá ayudarte ninguna persona que no esté autorizada.

Ver Capítulo

Números 18:4 - La Biblia del Oso  RV1569

Y juntarſehán contigo, y tendrán la guarda del Tabernaculo del Teſtimonio en todo el ſeruicio del Tabernaculo, y ningun eſtraño ſe llegará à voſotros.

Ver Capítulo

Números 18:4 - Reina Valera Antigua 1602

Se juntarán, pues, contigo, y tendrán el cargo del tabernáculo del testimonio en todo el servicio del tabernáculo; ningún extraño se ha de llegar á vosotros.

Ver Capítulo