Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Números 11:4 - Dios habla hoy

Números 11:4

Entre los israelitas se había mezclado gente de toda clase, que solo pensaba en comer. Y los israelitas, dejándose llevar por ellos, se pusieron a llorar y a decir: "¡Ojalá tuviéramos carne para comer!

Ver Capítulo

Números 11:4 - Reina Valera 1960

Y la gente extranjera que se mezcló con ellos tuvo un vivo deseo, y los hijos de Israel también volvieron a llorar y dijeron: ¡Quién nos diera a comer carne!

Ver Capítulo

Números 11:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Cada noche el maná y el rocío del campo caían juntos. El maná era pequeño como la semilla del cilantro, y amarillo como la resina. Por la mañana la gente salía al campo a recogerlo, luego lo molía, lo cocinaba y hacía panes con él. El maná tenía un sabor parecido al del pan de harina con aceite. Sin embargo, entre los israelitas había gente de otros pueblos que sólo se preocupaba por comer. Los israelitas se dejaron llevar por ellos, y empezaron a llorar y a decir: «¡Ojalá pudiéramos comer carne! ¿Se acuerdan del pescado que comíamos gratis en Egipto? ¡Y qué sabrosos eran los pepinos, los melones, los puerros, las cebollas y los ajos que allá comíamos! En cambio, ahora nos estamos muriendo de hambre, ¡y lo único que vemos es maná!»

Ver Capítulo

Números 11:4 - Nueva Version Internacional

Al populacho que iba con ellos le vino un apetito voraz. Y también los israelitas volvieron a llorar, y dijeron: "¡Quién nos diera carne!

Ver Capítulo

Números 11:4 - Biblia de las Americas

Y el populacho que estaba entre ellos tenía un deseo insaciable; y también los hijos de Israel volvieron a llorar, y dijeron: ¿Quién nos dará carne para comer?

Ver Capítulo

Números 11:4 - Nueva Traducción Viviente

Entonces la gentuza extranjera que viajaba con los israelitas comenzó a tener fuertes antojos por las cosas buenas de Egipto. Y el pueblo de Israel también comenzó a quejarse: «¡Oh, si tuviéramos un poco de carne! —exclamaban—.

Ver Capítulo

Números 11:4 - Palabra de Dios para Todos

Entre los israelitas había gente de toda condición que se había mezclado con ellos y sólo pensaba en comer. Los israelitas se dejaron llevar por ellos y se pusieron a llorar y a decir: «¡Quién nos diera carne para comer!

Ver Capítulo

Números 11:4 - Biblia de Jerusalén 1998

La chusma que se había mezclado al pueblo se dejó llevar de su apetito. También los israelitas volvieron a sus llantos diciendo: "¿Quién nos dará carne para comer?

Ver Capítulo

Números 11:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

Después, la multitud mixta[36] que estaban con ellos se volvieron lujuriosos por una vida más fácil, mientras los hijos de Yisra'el, por su parte, también renovaron su gemido, y dijeron: "¡Si sólo tuviéramos carne para comer!

Ver Capítulo