x

Biblia Online

Anuncios


Nehemías 1:3 - Dios habla hoy

Nehemías 1:3

y me contestaron: "Los que escaparon de ir al destierro y se quedaron en la provincia, están en una situación muy difícil y vergonzosa. En cuanto a Jerusalén, la muralla ha sido derribada y sus puertas han sido destruidas por el fuego."

Ver Capítulo

Nehemías 1:3 - Reina Valera 1960

Y me dijeron: El remanente, los que quedaron de la cautividad, allí en la provincia, están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalén derribado, y sus puertas quemadas a fuego.

Ver Capítulo

Nehemías 1:3 - Traducción en Lenguaje Actual

ellos me respondieron: «Los que se quedaron en Jerusalén tienen graves problemas y sienten una terrible vergüenza ante los demás pueblos. Los muros de protección de la ciudad están en ruinas, y sus portones fueron destruidos por el fuego».

Ver Capítulo

Nehemías 1:3 - Nueva Version Internacional

Ellos me respondieron: "Los que se libraron del destierro y se quedaron en la provincia están enfrentando una gran calamidad y humillación. La muralla de Jerusalén sigue derribada, con sus *puertas consumidas por el fuego."

Ver Capítulo

Nehemías 1:3 - Nueva Versión Internacional 1999

Ellos me respondieron: «Los que se libraron del destierro y se quedaron en la provincia están enfrentando una gran calamidad y humillación. La muralla de Jerusalén sigue derribada, con sus puertas consumidas por el fuego.»

Ver Capítulo

Nehemías 1:3 - Biblia de las Americas

Y me dijeron: El remanente, los que sobrevivieron a la cautividad allí en la provincia, están en gran aflicción y oprobio, y la muralla de Jerusalén está derribada y sus puertas quemadas a fuego.

Ver Capítulo

Nehemías 1:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ellos me respondieron: "El remanente del cautiverio dejado allí en La Tierra está en gran angustia y ellos están siendo despreciados, el muro de Yerushalayim está en ruina, y sus puertas han sido quemadas con fuego."

Ver Capítulo

Nehemías 1:3 - Nueva Traducción Viviente

Me dijeron: «Las cosas no andan bien. Los que regresaron a la provincia de Judá tienen grandes dificultades y viven en desgracia. La muralla de Jerusalén fue derribada, y las puertas fueron consumidas por el fuego».

Ver Capítulo

Nehemías 1:3 - La Biblia del Oso  RV1569

Y dixeronme, La reſta, los q̃ quedarõ de la captiuidad alli en la prouincia, eſtán en gran mal y verguença: y el muro de Ieruſalem derribado, y ſus puertas quemadas à fuego.

Ver Capítulo

Nehemías 1:3 - Reina Valera Antigua 1602

Y dijéronme: El residuo, los que quedaron de la cautividad allí en la provincia, están en gran mal y afrenta, y el muro de Jerusalem derribado, y sus puertas quemadas á fuego.

Ver Capítulo