Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Nahum 2:3 - Dios habla hoy

Nahum 2:3

Rojo es el escudo de sus guerreros y rojo el uniforme de su ejército. ¡Están listos para el ataque! Sus carros parecen de fuego; sus caballos se impacientan.

Ver Capítulo

Nahum 2:3 - Reina Valera 1960

El escudo de sus valientes estará enrojecido, los varones de su ejército vestidos de grana; el carro como fuego de antorchas; el día que se prepare, temblarán las hayas.

Ver Capítulo

Nahum 2:3 - Traducción en Lenguaje Actual

¡Ya llega tu enemigo! Viene agitando sus lanzas; sus soldados visten de rojo, y del mismo color son sus escudos; sus carros son veloces como el rayo y brillantes como el relámpago; ya están listos para la batalla, y recorren calles y plazas.

Ver Capítulo

Nahum 2:3 - Nueva Version Internacional

Rojo es el escudo de sus valientes; de púrpura se visten los guerreros. mientras se alistan para la batalla y los guerreros agitan sus lanzas.

Ver Capítulo

Nahum 2:3 - Biblia de las Americas

El escudo de los valientes es rojo, los guerreros están vestidos de escarlata, y de acero centelleante los carros cuando están en formación, y se blanden las lanzas de ciprés.

Ver Capítulo

Nahum 2:3 - Nueva Traducción Viviente

¡Los escudos resplandecen rojizos a la luz del sol! ¡Miren los uniformes escarlatas de las valientes tropas! Observen a los deslumbrantes carros de guerra tomar posiciones, sobre ellos se agita un bosque de lanzas.*

Ver Capítulo

Nahum 2:3 - Palabra de Dios para Todos

Son rojos los escudos de aquellos soldados y rojo carmín sus uniformes. El hierro de sus carros está al rojo vivo, mientras se preparan para la batalla y vibran sus lanzas.

Ver Capítulo

Nahum 2:3 - Biblia de Jerusalén 1998

Yahvé repara la viña de Jacob, como la viña de Israel. Devastadores la habían devastado, habían destruido sus sarmientos.

Ver Capítulo

Nahum 2:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Los escudos de los guerreros de [Ninveh [10]] están [teñidos] de rojo; los soldados están usando escarlata. ° Las riendas de sus carruajes será, destruidas ° según se preparan para la batalla. Y los jinetes serán echados a confusión.

Ver Capítulo