x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Nahum 2:10 - Dios habla hoy

Nahum 2:10

Destruida, desierta, desolada, así está Nínive. Los corazones se deshacen de miedo, tiemblan las rodillas, a todos les faltan las fuerzas y los rostros pierden el color.

Ver Capítulo

Nahum 2:10 - Reina Valera 1960

Vacía, agotada y desolada está, y el corazón desfallecido; temblor de rodillas, dolor en las entrañas, rostros demudados.

Ver Capítulo

Nahum 2:10 - Traducción en Lenguaje Actual

Asiria, tu capital ha quedado destruida, arruinada y con poca gente; los que quedaron tiemblan de miedo, las fuerzas los abandonan, y el terror los deja pálidos.

Ver Capítulo

Nahum 2:10 - Nueva Version Internacional

¡Destrucción, desolación, devastación! Desfallecen los *corazones, tiemblan las rodillas, se estremecen los cuerpos, palidecen los rostros.

Ver Capítulo

Nahum 2:10 - Nueva Versión Internacional 1999

¡Destrucción, desolación, devastación! Desfallecen los corazones, tiemblan las rodillas, se estremecen los cuerpos, palidecen los rostros.

Ver Capítulo

Nahum 2:10 - Biblia de las Americas

¡Vacía está! Sí, desolada y desierta. Los corazones se derriten y las rodillas tiemblan; hay también angustia en todo el cuerpo, y los rostros de todos han palidecido.

Ver Capítulo

Nahum 2:10 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ella se ha anulado, vacía; ha sido despojada. ° Corazones están derritiéndose, rodillas temblando; ° todo estómago está agitado, ° de todo rostro palideció su semblante. °

Ver Capítulo

Nahum 2:10 - Nueva Traducción Viviente

Pronto la ciudad es saqueada, queda vacía y en ruinas. Los corazones se derriten y tiemblan las rodillas. La gente queda horrorizada, con la cara pálida, temblando de miedo.

Ver Capítulo

Nahum 2:10 - La Biblia del Oso  RV1569

Vazîa, y agotada, y deſpedaçada quedará y el coraçon derretido: batimiento de rodillas, y dolor en todos riñones: y las hazes de todos ellos tomarán negregura.

Ver Capítulo

Nahum 2:10 - Reina Valera Antigua 1602

Vacía, y agotada, y despedazada está, y el corazón derretido: batimiento de rodillas, y dolor en todos riñones, y los rostros de todos tomarán negrura.

Ver Capítulo