Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Miqueas 7:18 - Dios habla hoy

Miqueas 7:18

No hay otro Dios como tú, porque tú perdonas la maldad y olvidas las rebeliones de este pequeño resto[2] de tu pueblo. Tú nos muestras tu amor y no mantienes tu enojo para siempre.

Ver Capítulo

Miqueas 7:18 - Reina Valera 1960

¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia.

Ver Capítulo

Miqueas 7:18 - Traducción en Lenguaje Actual

»No hay otro Dios como tú. Somos pocos los que quedamos con vida. Tú perdonas nuestra maldad y olvidas nuestro pecado. Tan grande es tu amor por nosotros que tu enojo no dura para siempre.

Ver Capítulo

Miqueas 7:18 - Nueva Version Internacional

¿Qué Dios hay como tú, que perdone la maldad y pase por alto el delito del remanente de su pueblo? No siempre estarás airado, porque tu mayor placer es amar.

Ver Capítulo

Miqueas 7:18 - Biblia de las Americas

¿Qué Dios hay como tú, que perdona la iniquidad y pasa por alto la rebeldía del remanente de su heredad? No persistirá en su ira para siempre, porque se complace en la misericordia.

Ver Capítulo

Miqueas 7:18 - Nueva Traducción Viviente

¿Dónde hay otro Dios como tú, que perdona la culpa del remanente y pasa por alto los pecados de su preciado pueblo? No seguirás enojado con tu pueblo para siempre, porque tú te deleitas en mostrar tu amor inagotable.

Ver Capítulo

Miqueas 7:18 - Palabra de Dios para Todos

No hay Dios como tú que perdona las malas acciones y pasa por alto la rebeldía del resto de su pueblo. No estará siempre enojado porque le gusta demostrar su fiel amor.

Ver Capítulo

Miqueas 7:18 - Biblia de Jerusalén 1998

¿Qué Dios hay como tú, que perdone el pecado y absuelva al resto de su heredad? No mantendrá para siempre su cólera pues ama la misericordia;

Ver Capítulo

Miqueas 7:18 - Kadosh Israelita Mesiánica

¿Quién es un Elohim como Tú ° cancelando iniquidad y pasando sobre los pecados [34] ° del remanente de su heredad? ° El no retiene su ira para siempre, ° porque se deleita en misericordia. °

Ver Capítulo