x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Mateo 8:26 - Dios habla hoy

Mateo 8:26

Él les contestó: –¿Por qué tanto miedo? ¡Qué poca fe tienen ustedes! Dicho esto, se levantó y dio una orden al viento y al mar, y todo quedó completamente tranquilo.

Ver Capítulo

Mateo 8:26 - Reina Valera 1960

El les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza.

Ver Capítulo

Mateo 8:26 - Traducción en Lenguaje Actual

Jesús les dijo: —¿Por qué están tan asustados? ¡Qué poco confían ustedes en Dios! Jesús se levantó y les ordenó al viento y a las olas que se calmaran, y todo quedó muy tranquilo.

Ver Capítulo

Mateo 8:26 - Nueva Version Internacional

--Hombres de poca fe --les contestó--, ¿por qué tienen tanto miedo? Entonces se levantó y reprendió a los vientos y a las olas, y todo quedó completamente tranquilo.

Ver Capítulo

Mateo 8:26 - Nueva Versión Internacional 1999

-Hombres de poca fe -les contestó-, ¿por qué tienen tanto miedo? Entonces se levantó y reprendió a los vientos y a las olas, y todo quedó completamente tranquilo.

Ver Capítulo

Mateo 8:26 - Biblia de las Americas

Y El les dijo*: ¿Por qué estáis amedrentados, hombres de poca fe? Entonces se levantó, reprendió a los vientos y al mar, y sobrevino una gran calma.

Ver Capítulo

Mateo 8:26 - Kadosh Israelita Mesiánica

Y El les dijo: "¿Por qué tienen miedo? ¡Qué poca confianza tienen! Entonces, se levantó, y reprendió los vientos y las olas, y sobrevino una gran calma.

Ver Capítulo

Mateo 8:26 - Nueva Traducción Viviente

«¿Por qué tienen miedo? —preguntó Jesús —. ¡Tienen tan poca fe!». Entonces se levantó y reprendió al viento y a las olas y, de repente, hubo una gran calma.

Ver Capítulo

Mateo 8:26 - La Biblia del Oso  RV1569

Y el les dize, Porque temeys hombres de poca ſe? Entonces, deſpierto reprehendió à los vientos y à la mar, y fue grande bonança.

Ver Capítulo

Mateo 8:26 - Reina Valera Antigua 1602

Y él les dice: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió á los vientos y á la mar; y fué grande bonanza.

Ver Capítulo