Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Malaquías 2:16 - Dios habla hoy

Malaquías 2:16

El Señor Dios de Israel, el todopoderoso, dice: "¡Cuiden, pues, de su propio espíritu, y no sean infieles; pues yo aborrezco al que se divorcia de su esposa y se mancha cometiendo esa maldad!"[3]

Ver Capítulo

Malaquías 2:16 - Reina Valera 1960

Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales.

Ver Capítulo

Malaquías 2:16 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Malaquías 2:16 - Nueva Version Internacional

"Yo aborrezco el divorcio dice el Señor, Dios de Israel, y al que cubre[4] de violencia sus vestiduras", dice el Señor Todopoderoso. Así que cuídense en su espíritu, y no sean traicioneros.

Ver Capítulo

Malaquías 2:16 - Biblia de las Americas

Porque yo detesto el divorcio--dice el SEÑOR, Dios de Israel-- y al que cubre de iniquidad su vestidura--dice el SEÑOR de los ejércitos--. Prestad atención, pues, a vuestro espíritu y no seáis desleales.

Ver Capítulo

Malaquías 2:16 - Nueva Traducción Viviente

«¡Pues yo odio el divorcio! —dice el SEÑOR, Dios de Israel—. Divorciarte de tu esposa es abrumarla de crueldad* —dice el SEÑOR de los Ejércitos Celestiales—. Por eso guarda tu corazón; y no le seas infiel a tu esposa».

Ver Capítulo

Malaquías 2:16 - Palabra de Dios para Todos

El Señor Todopoderoso, Dios de Israel, dice que el que odia a su mujer y se divorcia de ella deja ver lo cruel que es.b Así que cuídese cada uno y no sean infieles».

Ver Capítulo

Malaquías 2:16 - Biblia de Jerusalén 1998

Pues yo odio el repudio, dice Yahvé Dios de Israel, y al que encubre con su vestido la violencia, dice Yahvé Sebaot. Guardad, pues, vuestro espíritu y no cometáis tal traición.

Ver Capítulo

Malaquías 2:16 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Porque si tú odias a tu esposa y te divorcias," ° dice YAHWEH el Elohim de Yisra'el, ° "entonces iniquidad cubrirá tus pensamientos." dice YAHWEH-HaElyon. Por lo tanto, escuchen a su ruaj, y no las abandonen. [11] °

Ver Capítulo