x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Lucas 4:40 - Dios habla hoy

Lucas 4:40

Al ponerse el sol, todos los que tenían enfermos de diferentes enfermedades los llevaron a Jesús; y él puso las manos sobre cada uno de ellos, y los sanó.

Ver Capítulo

Lucas 4:40 - Reina Valera 1960

Al ponerse el sol, todos los que tenían enfermos de diversas enfermedades los traían a él; y él, poniendo las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba.

Ver Capítulo

Lucas 4:40 - Traducción en Lenguaje Actual

Al anochecer, la gente le llevó a Jesús muchas personas con diferentes enfermedades. Jesús puso sus manos sobre los enfermos, y los sanó.

Ver Capítulo

Lucas 4:40 - Nueva Version Internacional

Al ponerse el sol, la gente le llevó a Jesús todos los que padecían de diversas enfermedades; él puso las manos sobre cada uno de ellos y los sanó.

Ver Capítulo

Lucas 4:40 - Nueva Versión Internacional 1999

Al ponerse el sol, la gente le llevó a Jesús todos los que padecían de diversas enfermedades; él puso las manos sobre cada uno de ellos y los sanó.

Ver Capítulo

Lucas 4:40 - Biblia de las Americas

Al ponerse el sol, todos los que tenían enfermos de diversas enfermedades se los llevaban a El; y poniendo El las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba.

Ver Capítulo

Lucas 4:40 - Kadosh Israelita Mesiánica

Después de la puesta del sol, todos los que tenían enfermos con diversas dolencias, los trajeron a Yahshúa, y El les impuso sus manos a cada uno de ellos y los sanó;

Ver Capítulo

Lucas 4:40 - Nueva Traducción Viviente

Esa tarde, al ponerse el sol, la gente de toda la aldea llevó ante Jesús a sus parientes enfermos. Cualquiera que fuera la enfermedad, el toque de su mano los sanaba a todos.

Ver Capítulo

Lucas 4:40 - La Biblia del Oso  RV1569

Y poniẽdoſe el Sol, todos los q̃ teniã enfermos de diuerſas enfermedades, los trayan à el: y el, poniendo las manos ſobre cada vno deellos, los ſanaua.

Ver Capítulo

Lucas 4:40 - Reina Valera Antigua 1602

Y poniéndose el sol, todos los que tenían enfermos de diversas enfermedades, los traían á él; y él poniendo las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba.

Ver Capítulo