x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Lucas 11:33 - Dios habla hoy

Lucas 11:33

"Nadie enciende una lámpara y la pone en un lugar escondido, ni bajo un cajón, sino en alto, para que los que entran tengan luz. [12]

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Reina Valera 1960

Nadie pone en oculto la luz encendida, ni debajo del almud, sino en el candelero, para que los que entran vean la luz.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Traducción en Lenguaje Actual

«Nadie enciende una lámpara para esconderla, o para ponerla debajo de un cajón. Todo lo contrario: se pone en un lugar alto, para que alumbre a todos los que entran en la casa.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Nueva Version Internacional

"Nadie enciende una lámpara para luego ponerla en un lugar escondido o cubrirla con un cajón, sino para ponerla en una repisa, a fin de que los que entren tengan luz.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Nueva Versión Internacional 1999

La lámpara del cuerpo 11:34-35-Mt 6:22-23 »Nadie enciende una lámpara para luego ponerla en un lugar escondido o cubrirla con un cajón, sino para ponerla en una repisa, a fin de que los que entren tengan luz.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Biblia de las Americas

Nadie, cuando enciende una lámpara, la pone en un sótano ni debajo de un almud, sino sobre el candelero, para que los que entren vean la luz.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Nadie, cuando enciende una lámpara, la esconde o la cubre con un tazón; más bien la pone sobre un candelero, para que los que entren, puedan ver la luz.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Nueva Traducción Viviente

»Nadie enciende una lámpara y luego la esconde o la pone debajo de una canasta.* En cambio, una lámpara se coloca en un lugar alto donde todos los que entren en la casa puedan ver su luz.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - La Biblia del Oso  RV1569

Nadie pone en oculto el candil encendido, ni debaxo del almud: ſino en el candelero, paraque loſque entran, vean la lumbre.

Ver Capítulo

Lucas 11:33 - Reina Valera Antigua 1602

Nadie pone en oculto la antorcha encendida, ni debajo del almud, sino en el candelero, para que los que entran vean la luz.

Ver Capítulo