Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Levítico 27:28 - Dios habla hoy

Levítico 27:28

"Si alguien consagra al Señor parte de sus pertenencias, y asean personas, animales o terrenos heredados de su familia, nada de lo consagrado podrá ser vendido ni recuperado; todo lo consagrado será una cosa santísima dedicada al Señor.

Ver Capítulo

Levítico 27:28 - Reina Valera 1960

Pero no se venderá ni se rescatará ninguna cosa consagrada, que alguno hubiere dedicado a Jehová; de todo lo que tuviere, de hombres y animales, y de las tierras de su posesión, todo lo consagrado será cosa santísima para Jehová.

Ver Capítulo

Levítico 27:28 - Traducción en Lenguaje Actual

»No se podrá vender nada de lo que haya sido dedicado a mí, pues se trata de algo muy especial. Será como si esa ofrenda hubiera sido destruida.

Ver Capítulo

Levítico 27:28 - Nueva Version Internacional

"Nadie podrá vender ni rescatar sus bienes, sean *hombres, animales o campos, si los ha consagrado como propiedad exclusiva del Señor. Todo cuanto se consagra como propiedad exclusiva del Señor, es cosa *santísima.

Ver Capítulo

Levítico 27:28 - Biblia de las Americas

"Sin embargo, cualquier cosa dedicada que alguno separe para el SEÑOR de lo que posee, sea hombre o animal, o campos de su propiedad, no se venderá ni redimirá. Toda cosa dedicada es santísima al SEÑOR.

Ver Capítulo

Levítico 27:28 - Nueva Traducción Viviente

»No obstante, todo lo que se haya apartado especialmente para el SEÑOR —ya sea una persona, un animal o una propiedad familiar— nunca deberá ser vendido ni rescatado. Todo lo que se consagre de esta manera ha sido apartado como santo y le pertenece al SEÑOR.

Ver Capítulo

Levítico 27:28 - Palabra de Dios para Todos

»No se podrá vender ni volver a adquirir nada que uno haya consagrado al Señor, ya sea una persona, animal o terreno propiedad de su familia. Todo lo que se haya consagrado es santísimo y queda consagrado al Señor.

Ver Capítulo

Levítico 27:28 - Biblia de Jerusalén 1998

"Nada de lo que a uno pertenece, hombre, animal o campo de su propiedad, que haya sido consagrado a Yahvé con anatema podrá ser vendido ni rescatado. Todo anatema es cosa sacratísima y pertenece a Yahvé.

Ver Capítulo

Levítico 27:28 - Kadosh Israelita Mesiánica

Sin embargo, nada dedicado incondicionalmente que una persona puede dedicar a YAHWEH de todo lo que él posee – persona, animal, o campo que posea – será vendido o redimido; porque todo lo dedicado incondicionalmente es especialmente Kadosh para YAHWEH.

Ver Capítulo