Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Juan 9:22 - Dios habla hoy

Juan 9:22

Sus padres dijeron esto por miedo, pues los judíos se habían puesto de acuerdo para expulsar de la sinagoga a cualquiera que reconociera que Jesús era el Mesías.

Ver Capítulo

Juan 9:22 - Reina Valera 1960

Esto dijeron sus padres, porque tenían miedo de los judíos, por cuanto los judíos ya habían acordado que si alguno confesase que Jesús era el Mesías, fuera expulsado de la sinagoga.

Ver Capítulo

Juan 9:22 - Traducción en Lenguaje Actual

Los padres dijeron esto porque tenían miedo de los jefes judíos, ya que ellos se habían puesto de acuerdo para expulsar de la sinagoga a todo el que creyera y dijera que Jesús era el Mesías.

Ver Capítulo

Juan 9:22 - Nueva Version Internacional

Sus padres contestaron así por miedo a los judíos, pues ya éstos habían convenido que se expulsara de la sinagoga a todo el que reconociera que Jesús era el Cristo.

Ver Capítulo

Juan 9:22 - Biblia de las Americas

Sus padres dijeron esto porque tenían miedo a los judíos; porque los judíos ya se habían puesto de acuerdo en que si alguno confesaba que Jesús era el Cristo, fuera expulsado de la sinagoga.

Ver Capítulo

Juan 9:22 - Nueva Traducción Viviente

Los padres dijeron eso por miedo a los líderes judíos, quienes habían anunciado que cualquiera que dijera que Jesús era el Mesías sería expulsado de la sinagoga.

Ver Capítulo

Juan 9:22 - Palabra de Dios para Todos

Sus padres dijeron esto porque les tenían miedo a los líderes judíos, quienes se habían puesto de acuerdo para castigar a cualquiera que creyera que Jesús era el Cristo. El castigo consistía en expulsarlo de la sinagoga. Por eso sus padres dijeron:

Ver Capítulo

Juan 9:22 - Biblia de Jerusalén 1998

Sus padres decían esto por miedo a los judíos, pues los judíos se habían puesto ya de acuerdo en que, si alguno le reconocía como Cristo, quedara excluido de la sinagoga.

Ver Capítulo

Juan 9:22 - Kadosh Israelita Mesiánica

Los padres dijeron esto, porque tenían miedo de los Yahudim, por cuanto los Yahudim ya habían acordado que cualquiera que reconociera a Yahshúa como el Mashíaj, sería expulsado de la sinagoga.

Ver Capítulo