x
Biblia Todo Logo

Biblia Online



Jeremías 2:24 - Dios habla hoy

Jeremías 2:24

asna salvaje que tira al monte y resopla jadeante de deseos. Cuando está en celo, nadie puede controlarla. Si un macho la busca, no tiene que cansarse: siempre la encuentra en época de celo.

Ver Capítulo

Jeremías 2:24 - Reina Valera 1960

asna montés acostumbrada al desierto, que en su ardor olfatea el viento. De su lujuria, ¿quién la detendrá? Todos los que la buscaren no se fatigarán, porque en el tiempo de su celo la hallarán.

Ver Capítulo

Jeremías 2:24 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Jeremías 2:24 - Nueva Version Internacional

¡Asna salvaje que tiras al monte! Cuando ardes en deseos, olfateas el viento; cuando estás en celo, no hay quien te detenga. Ningún macho que te busque tiene que fatigarse: cuando estás en celo, fácilmente te encuentra.

Ver Capítulo

Jeremías 2:24 - Nueva Versión Internacional 1999

¡Asna salvaje que tiras al monte! Cuando ardes en deseos, olfateas el viento; cuando estás en celo, no hay quien te detenga. Ningún macho que te busque tiene que fatigarse: cuando estás en celo, fácilmente te encuentra.

Ver Capítulo

Jeremías 2:24 - Biblia de las Americas

asna montés acostumbrada al desierto, que en su ardor olfatea el viento. En la época de su celo ¿quién la puede refrenar? Todos los que la busquen, no se tienen que fatigar, en su mes la hallarán.

Ver Capítulo

Jeremías 2:24 - Kadosh Israelita Mesiánica

Asna salvaje, acostumbrada al desierto, que en su lujuria olfatea el viento; ¿quién la puede controlar cuando está en celo? Los machos que buscan su favor no se preocupan, porque en tiempo de apareo ellos la encontrarán. [11]

Ver Capítulo

Jeremías 2:24 - Nueva Traducción Viviente

Eres como una burra salvaje, olfateando el viento en época de apareamiento. ¿Quién puede contenerla de su celo? ¡Los que la desean no necesitan buscar demasiado, porque es ella quien corre hacia ellos!

Ver Capítulo

Jeremías 2:24 - La Biblia del Oso  RV1569

Asna montès acoſtumbrada àl deſierto, que reſpira como quiere, de ſu occaſiõ quiẽ la detendrá? todos los q̃ la buſcáren no ſe canſarán: hallarlahan enſu mes.

Ver Capítulo

Jeremías 2:24 - Reina Valera Antigua 1602

Asna montés acostumbrada al desierto, que respira como quiere; ¿de su ocasión quién la detendrá? Todos los que la buscaren no se cansarán; hallaránla en su mes.

Ver Capítulo