Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Jeremías 15:15 - Dios habla hoy

Jeremías 15:15

Señor, tú que lo sabes todo, ¡acuérdate de mí y ven en mi ayuda! ¡Toma venganza de los que me persiguen! No seas con ellos tan paciente que me dejes morir a mí; mira que por ti soporto insultos.

Ver Capítulo

Jeremías 15:15 - Reina Valera 1960

Tú lo sabes, oh Jehová; acuérdate de mí, y visítame, y véngame de mis enemigos. No me reproches en la prolongación de tu enojo; sabes que por amor de ti sufro afrenta.

Ver Capítulo

Jeremías 15:15 - Traducción en Lenguaje Actual

Jeremías dijo: «Dios mío, tú lo sabes todo; tú bien sabes que, por ti, me insultan a todas horas. ¡Acuérdate de mí, y ven a ayudarme! ¡No te quedes cruzado de brazos y castiga a los que me persiguen, antes de que me maten!

Ver Capítulo

Jeremías 15:15 - Nueva Version Internacional

Tú comprendes, Señor; ¡acuérdate de mí, y cuídame! ¡Toma venganza de los que me persiguen! Por causa de tu paciencia, no permitas que sea yo arrebatado; mira que por ti sufro injurias.

Ver Capítulo

Jeremías 15:15 - Biblia de las Americas

Tú que lo sabes, oh SEÑOR, acuérdate de mí, atiéndeme, y véngame de mis perseguidores. Conforme a tu paciencia, no dejes que sea yo arrebatado; sabes que por ti sufro oprobio.

Ver Capítulo

Jeremías 15:15 - Nueva Traducción Viviente

Luego dije: —SEÑOR, tú sabes lo que me sucede. Por favor, ayúdame. ¡Castiga a mis perseguidores! Por favor, dame más tiempo; no dejes que muera joven. Es por tu causa que sufro.

Ver Capítulo

Jeremías 15:15 - Palabra de Dios para Todos

Señor, tú sabes lo que está pasando. Acuérdate de mí, protégeme y toma venganza de los que me persiguen. No tengas tanta paciencia con ellos y acéptame. Comprende que por ti tengo que soportar insultos.

Ver Capítulo

Jeremías 15:15 - Biblia de Jerusalén 1998

Tú lo sabes, Yahvé: acuérdate de mí, visítame y véngame de mis perseguidores. No por alargar tu ira sea yo arrebatado. Sábelo: por ti he soportado el oprobio.

Ver Capítulo

Jeremías 15:15 - Kadosh Israelita Mesiánica

O YAHWEH, recuérdate de mí, y visítame, ° y vindícame delante de ellos que me persiguen. ° Porque Tú eres paciente, no me deseches; conoce que por amor a ti yo sufro insultos.

Ver Capítulo