Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Isaías 56:7 - Dios habla hoy

Isaías 56:7

yo los traeré a mi monte sagrado y los haré felices en mi casa de oración. yo aceptaré en mi altar sus holocaustos y sacrificios, porque mi casa será declarada casa de oración para todos los pueblos.

Ver Capítulo

Isaías 56:7 - Reina Valera 1960

yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.

Ver Capítulo

Isaías 56:7 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Isaías 56:7 - Nueva Version Internacional

los llevaré a mi monte *santo; ¡los llenaré de alegría en mi casa de oración! que ofrezcan sobre mi altar, porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos."

Ver Capítulo

Isaías 56:7 - Biblia de las Americas

yo los traeré a mi santo monte, y los alegraré en mi casa de oración. Sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.

Ver Capítulo

Isaías 56:7 - Nueva Traducción Viviente

Los llevaré a mi monte santo de Jerusalén y los llenaré de alegría en mi casa de oración. Aceptaré sus ofrendas quemadas y sus sacrificios, porque mi templo será llamado casa de oración para todas las naciones.

Ver Capítulo

Isaías 56:7 - Palabra de Dios para Todos

yo los traeré a mi santo monte y haré que sean felices en mi casa de oración. Aceptaré en mi altar sus ofrendas que deben quemarse completamente y sus sacrificios. Porque mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones».

Ver Capítulo

Isaías 56:7 - Biblia de Jerusalén 1998

yo les traeré a mi monte santo y les alegraré en mi Casa de oración. Sus holocaustos y sacrificios serán gratos sobre mi altar. Porque mi Casa será llamada Casa de oración para todos los pueblos.

Ver Capítulo

Isaías 56:7 - Kadosh Israelita Mesiánica

Yo los traeré a mi Monte Kadosh ° y los haré regocijarse en mi casa de oración; ° sus ofrendas quemadas y sus sacrificios[275] serán aceptados en mi altar; porque mi casa será llamada ° una casa de oración para todos las naciones."[276]

Ver Capítulo