Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Isaías 51:9 - Dios habla hoy

Isaías 51:9

Despierta, despierta, brazo del Señor, ármate de fuerza; despierta como lo hiciste en el pasado, en tiempos muy lejanos. Tú despedazaste a Rahab, el monstruo marino;

Ver Capítulo

Isaías 51:9 - Reina Valera 1960

Despiértate, despiértate, vístete de poder, oh brazo de Jehová; despiértate como en el tiempo antiguo, en los siglos pasados. ¿No eres tú el que cortó a Rahab, y el que hirió al dragón?

Ver Capítulo

Isaías 51:9 - Traducción en Lenguaje Actual

Los israelitas clamaron: «¡Despierta, Dios, despierta! ¡Despierta y vístete de fuerza! Muestra tu poder como lo hiciste en el pasado, cuando destruiste a los egipcios.

Ver Capítulo

Isaías 51:9 - Nueva Version Internacional

¡Despierta, brazo del Señor! ¡Despierta y vístete de fuerza! Despierta, como en los días pasados, como en las generaciones de antaño. ¿No fuiste tú el que despedazó a *Rahab, el que traspasó a ese monstruo marino?

Ver Capítulo

Isaías 51:9 - Biblia de las Americas

Despierta, despierta, vístete de poder, oh brazo del SEÑOR; despierta como en los días de antaño, en las generaciones pasadas. ¿No eres tú el que despedazó a Rahab, el que traspasó al dragón?

Ver Capítulo

Isaías 51:9 - Nueva Traducción Viviente

¡Despierta, oh SEÑOR, despierta! ¡Vístete de fuerza! ¡Mueve tu poderoso brazo derecho! Levántate como en los días de antaño, cuando mataste a Egipto, al dragón del Nilo.*

Ver Capítulo

Isaías 51:9 - Palabra de Dios para Todos

¡Despierta! ¡Despierta brazo del Señor! Usa tu poder. Despierta como hace tiempo, en el pasado. ¿No fuiste tú quien cortó en pedazos a Rahaba? ¿No fuiste tú quien traspasó al monstruo del mar?

Ver Capítulo

Isaías 51:9 - Biblia de Jerusalén 1998

¡Despierta, despierta, revístete de poderío, oh brazo de Yahvé! ¡Despierta como en los días de antaño, en las generaciones pasadas! ¿No eres tú el que partió a Ráhab, el que atravesó al Dragón?

Ver Capítulo

Isaías 51:9 - Kadosh Israelita Mesiánica

¡Despierta! ¡Despierta! Brazo de YAHWEH [O Yerushalayim (LXX)], ¡y cúbrete con poder! ° ¡Despierta, como en los días de antaño como en generaciones antiguas! ° ¿No fue tu brazo el que quebrantó a Rahav en pedazos, Tú quien atravesó al monstruo marino?[245] °

Ver Capítulo