x

Biblia Online

Anuncios


Isaías 26:11 - Dios habla hoy

Isaías 26:11

Señor, tienes el castigo preparado, pero ellos no quieren darse cuenta; cuando vean tu ardiente amor por tu pueblo, quedarán en ridículo. ¡Ojalá que el fuego de tu ira los devore!

Ver Capítulo

Isaías 26:11 - Reina Valera 1960

Jehová, tu mano está alzada, pero ellos no ven; verán al fin, y se avergonzarán los que envidian a tu pueblo; y a tus enemigos fuego los consumirá.

Ver Capítulo

Isaías 26:11 - Traducción en Lenguaje Actual

Tú les tienes preparado su castigo, pero ellos ni siquiera se dan cuenta. ¡Demuéstrales cuánto nos amas, para que sientan vergüenza! ¡Destrúyelos con tu enojo!

Ver Capítulo

Isaías 26:11 - Nueva Version Internacional

Levantada está, Señor, tu mano, pero ellos no la ven. ¡Que vean tu celo por el pueblo, y sean avergonzados; que sean consumidos por el fuego destinado a tus enemigos!

Ver Capítulo

Isaías 26:11 - Nueva Versión Internacional 1999

Levantada está, Señor, tu mano, pero ellos no la ven. ¡Que vean tu celo por el pueblo, y sean avergonzados; que sean consumidos por el fuego destinado a tus enemigos!

Ver Capítulo

Isaías 26:11 - Biblia de las Americas

Oh SEÑOR, alzada está tu mano, mas ellos no la ven. Que vean tu celo por el pueblo y se avergüencen; ciertamente el fuego devorará a tus enemigos.

Ver Capítulo

Isaías 26:11 - Kadosh Israelita Mesiánica

O YAHWEH, Tú levantaste Tu mano, ° pero ellos aún no vieron. Aún así, con vergüenza, ellos verán tu celo por el pueblo. ° Sí, fuego devorará a tus enemigos. °

Ver Capítulo

Isaías 26:11 - Nueva Traducción Viviente

Oh SEÑOR, ellos no prestan ninguna atención a tu puño levantado. Demuéstrales tu fervor por defender a tu pueblo; entonces quedarán avergonzados. Que tu fuego consuma a tus enemigos.

Ver Capítulo

Isaías 26:11 - La Biblia del Oso  RV1569

Iehoua, por mucho que ſe leuante tu mano, no verán: verán, y auergõçarſehán con zelo del Pueblo. Y à tus enemigos fuego los conſumirá.

Ver Capítulo

Isaías 26:11 - Reina Valera Antigua 1602

Jehová, bien que se levante tu mano, no ven: verán al cabo, y se avergonzarán los que envidian á tu pueblo; y á tus enemigos fuego los consumirá.

Ver Capítulo