x

Biblia Online

Anuncios


Isaías 22:18 - Dios habla hoy

Isaías 22:18

te hará rodar como una pelota y te arrojará a una tierra inmensa. Allá morirás, allá pararán los carros que eran tu gloria, y serás la vergüenza del palacio de tu señor.

Ver Capítulo

Isaías 22:18 - Reina Valera 1960

Te echará a rodar con ímpetu, como a bola por tierra extensa; allá morirás, y allá estarán los carros de tu gloria, oh vergüenza de la casa de tu señor.

Ver Capítulo

Isaías 22:18 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Isaías 22:18 - Nueva Version Internacional

Te hará rodar como pelota, y te lanzará a una tierra inmensa. Allí morirás; allí quedarán tus gloriosos carros de combate. ¡Serás la vergüenza de la casa de tu señor!

Ver Capítulo

Isaías 22:18 - Nueva Versión Internacional 1999

Te hará rodar como pelota, y te lanzará a una tierra inmensa. Allí morirás; allí quedarán tus gloriosos carros de combate. ¡Serás la vergüenza de la casa de tu señor!

Ver Capítulo

Isaías 22:18 - Biblia de las Americas

te enrollará bien como una pelota, y te lanzará a una tierra muy espaciosa. Allí morirás y allí quedarán tus magníficos carros, oh tú, vergüenza de la casa de tu Señor."

Ver Capítulo

Isaías 22:18 - Kadosh Israelita Mesiánica

te envolverá y te arrojará como una bola en campo abierto. Entonces morirás, con tus carruajes de fantasía. ¡Tú deshonras el palacio de tu amo! °

Ver Capítulo

Isaías 22:18 - Nueva Traducción Viviente

te arrugará y hará de ti una bola y te lanzará a una tierra árida y distante. Allí morirás, y tus gloriosos carros de guerra quedarán rotos e inútiles. ¡Eres una vergüenza para tu amo!

Ver Capítulo

Isaías 22:18 - La Biblia del Oso  RV1569

Arronjartehá rodando, como à bola por tierra larga de terminos: allà morirás, y alla fenecerán los carros de tu gloria, verguença de la caſa de tu Señor.

Ver Capítulo

Isaías 22:18 - Reina Valera Antigua 1602

Te echará á rodar con ímpetu, como á bola por tierra larga de términos: allá morirás, y allá estarán los carros de tu gloria, oh vergüenza de la casa de tu señor.

Ver Capítulo