x

Biblia Online

Anuncios


Hechos 10:41 - Dios habla hoy

Hechos 10:41

No se apareció a todo el pueblo, sino a nosotros, a quienes Dios había escogido de antemano como testigos. Nosotros comimos y bebimos con él después que resucitó.

Ver Capítulo

Hechos 10:41 - Reina Valera 1960

no a todo el pueblo, sino a los testigos que Dios había ordenado de antemano, a nosotros que comimos y bebimos con él después que resucitó de los muertos.

Ver Capítulo

Hechos 10:41 - Traducción en Lenguaje Actual

y comer y beber con él. Dios no permitió que todos lo vieran. Sólo nos lo permitió a nosotros, porque ya nos había elegido para anunciar que Jesús vive.

Ver Capítulo

Hechos 10:41 - Nueva Version Internacional

no a todo el pueblo, sino a nosotros, testigos previamente escogidos por Dios, que comimos y bebimos con él después de su resurrección.

Ver Capítulo

Hechos 10:41 - Nueva Versión Internacional 1999

no a todo el pueblo, sino a nosotros, testigos previamente escogidos por Dios, que comimos y bebimos con él después de su resurrección.

Ver Capítulo

Hechos 10:41 - Biblia de las Americas

no a todo el pueblo, sino a los testigos que fueron escogidos de antemano por Dios, es decir, a nosotros que comimos y bebimos con El después que resucitó de los muertos.

Ver Capítulo

Hechos 10:41 - Kadosh Israelita Mesiánica

no por todo el pueblo, sino por testigos que YAHWEH había escogido de antemano, esto es, por nosotros que comimos y bebimos con El después que fue levantado de entre los muertos.

Ver Capítulo

Hechos 10:41 - Nueva Traducción Viviente

no al público en general,* sino a nosotros, a quienes Dios había elegido de antemano para que fuéramos sus testigos. Nosotros fuimos los que comimos y bebimos con él después de que se levantó de los muertos.

Ver Capítulo

Hechos 10:41 - La Biblia del Oso  RV1569

No à todo el pueblo, ſino à los teſtigos que Dios antes auia ordenado, es aſaber à noſotros, que comimos y beuimos juntamente conel, deſpues que reſuſcito de los muertos.

Ver Capítulo

Hechos 10:41 - Reina Valera Antigua 1602

No á todo el pueblo, sino á los testigos que Dios antes había ordenado, es á saber, á nosotros que comimos y bebimos con él, después que resucitó de los muertos.

Ver Capítulo