Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Hebreos 5:1 - Dios habla hoy

Hebreos 5:1

Todo sumo sacerdote es escogido de entre los hombres, nombrado para representarlos delante de Dios y para hacer ofrendas y sacrificios por los pecados.

Ver Capítulo

Hebreos 5:1 - Reina Valera 1960

Porque todo sumo sacerdote tomado de entre los hombres es constituido a favor de los hombres en lo que a Dios se refiere, para que presente ofrendas y sacrificios por los pecados;

Ver Capítulo

Hebreos 5:1 - Traducción en Lenguaje Actual

Dios elige a los jefes de los sacerdotes para que ayuden al pueblo, y para que presenten las ofrendas y sacrificios, para que Dios los perdone.

Ver Capítulo

Hebreos 5:1 - Nueva Version Internacional

Todo sumo sacerdote es escogido de entre los hombres. Él mismo es nombrado para representar a su pueblo ante Dios, y ofrecer dones y sacrificios por los pecados.

Ver Capítulo

Hebreos 5:1 - Biblia de las Americas

Porque todo sumo sacerdote tomado de entre los hombres es constituido a favor de los hombres en las cosas que a Dios se refieren, para presentar ofrendas y sacrificios por los pecados;

Ver Capítulo

Hebreos 5:1 - Nueva Traducción Viviente

Todo sumo sacerdote es un hombre escogido para representar a otras personas en su trato con Dios. Él presenta a Dios las ofrendas de esas personas y ofrece sacrificios por los pecados.

Ver Capítulo

Hebreos 5:1 - Palabra de Dios para Todos

Todo sumo sacerdote judío es escogido de entre los hombres. Este sacerdote está encargado de ayudar al pueblo en su servicio a Dios, haciendo ofrendas y sacrificios por los pecados.

Ver Capítulo

Hebreos 5:1 - Biblia de Jerusalén 1998

Porque todo sumo sacerdote es tomado de entre los hombres y está constituido en favor de los hombres en lo que se refiere a Dios para ofrecer dones y sacrificios por los pecados.

Ver Capítulo

Hebreos 5:1 - Kadosh Israelita Mesiánica

Porque todo Kohen HaGadol tomado de entre los hombres es nombrado para actuar en defensa del pueblo con referencia a las cosas de YAHWEH; para ofrecer ofrendas por los pecados.

Ver Capítulo