x

Biblia Online

Anuncios


Génesis 11:4 - Dios habla hoy

Génesis 11:4

Después dijeron: "Vengan, vamos a construir una ciudad y una torre que llegue hasta el cielo. De este modo nos haremos famosos y no tendremos que dispersarnos por toda la tierra."

Ver Capítulo

Génesis 11:4 - Reina Valera 1960

Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.

Ver Capítulo

Génesis 11:4 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Génesis 11:4 - Nueva Version Internacional

Luego dijeron: "Construyamos una ciudad con una torre que llegue hasta el cielo. De ese modo nos haremos famosos y evitaremos ser dispersados por toda la tierra."

Ver Capítulo

Génesis 11:4 - Nueva Versión Internacional 1999

Luego dijeron: «Construyamos una ciudad con una torre que llegue hasta el cielo. De ese modo nos haremos famosos y evitaremos ser dispersados por toda la tierra.»

Ver Capítulo

Génesis 11:4 - Biblia de las Americas

Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue hasta los cielos, y hagámonos un nombre famoso , para que no seamos dispersados sobre la faz de toda la tierra.

Ver Capítulo

Génesis 11:4 - Kadosh Israelita Mesiánica

Ellos dijeron: "Vamos, edifiquemos una ciudad con una torre que tenga su cúspide llegando al cielo, para podernos hacer un nombre para nosotros mismos y no seamos esparcidos por la tierra.

Ver Capítulo

Génesis 11:4 - Nueva Traducción Viviente

Entonces dijeron: «Vamos, construyamos una gran ciudad para nosotros con una torre que llegue hasta el cielo. Eso nos hará famosos y evitará que nos dispersemos por todo el mundo».

Ver Capítulo

Génesis 11:4 - La Biblia del Oso  RV1569

Y dixeron, Dad acà, Edifique mos nos ciudad, y torre, que tẽga la cabeça en el cielo: y hagamos nos nombrados: por ventura nos eſparziremos ſobre la haz de toda la tierra.

Ver Capítulo

Génesis 11:4 - Reina Valera Antigua 1602

Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.

Ver Capítulo