Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Gálatas 2:3 - Dios habla hoy

Gálatas 2:3

Pero ni siquiera Tito, que estaba conmigo y que era griego, fue obligado a someterse al rito de la circuncisión.

Ver Capítulo

Gálatas 2:3 - Reina Valera 1960

Mas ni aun Tito, que estaba conmigo, con todo y ser griego, fue obligado a circuncidarse;

Ver Capítulo

Gálatas 2:3 - Traducción en Lenguaje Actual

Ellos no obligaron a nadie a circuncidarse; ni siquiera a Tito, que no era judío.

Ver Capítulo

Gálatas 2:3 - Nueva Version Internacional

Ahora bien, ni siquiera Tito, que me acompañaba, fue obligado a circuncidarse, aunque era griego.

Ver Capítulo

Gálatas 2:3 - Biblia de las Americas

Pero ni aun Tito, que estaba conmigo, fue obligado a circuncidarse, aunque era griego.

Ver Capítulo

Gálatas 2:3 - Nueva Traducción Viviente

Sin embargo ellos me respaldaron y ni siquiera exigieron que mi compañero Tito se circuncidara, a pesar de que era griego.*

Ver Capítulo

Gálatas 2:3 - Palabra de Dios para Todos

Tito estaba conmigo, y aunque él es griego, no fue obligado a circuncidarse.

Ver Capítulo

Gálatas 2:3 - Biblia de Jerusalén 1998

Pues bien, ni siquiera Tito que estaba conmigo, con ser griego, fue obligado a circuncidarse.

Ver Capítulo

Gálatas 2:3 - Kadosh Israelita Mesiánica

Pero ellos no forzaron a Tito, mi acompañante de los Gentiles, a someterse a la britmilah.[7]

Ver Capítulo