Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Ezequiel 32:21 - Dios habla hoy

Ezequiel 32:21

Los jefes más poderosos recibirán en el reino de la muerte a los egipcios y a sus aliados, diciendo: '¡Ya bajaron! ¡Quedaron tendidos esos paganos, muertos en la guerra!'

Ver Capítulo

Ezequiel 32:21 - Reina Valera 1960

De en medio del Seol hablarán a él los fuertes de los fuertes, con los que le ayudaron, que descendieron y yacen con los incircuncisos muertos a espada.

Ver Capítulo

Ezequiel 32:21 - Traducción en Lenguaje Actual

En la tumba, los valientes soldados que ya murieron recibirán a los egipcios y a sus ejércitos aliados. Y dirán: ‘¡Ya llegaron! ¡Miren, los que no confiaron en Dios ahora están tendidos entre los que murieron en batalla!

Ver Capítulo

Ezequiel 32:21 - Nueva Version Internacional

En medio del *abismo, los guerreros más fuertes y valientes hablarán de Egipto y de sus aliados. Y dirán: ¡Ya han descendido a la fosa! ¡Yacen tendidos entre los paganos que murieron a filo de espada!

Ver Capítulo

Ezequiel 32:21 - Biblia de las Americas

Los fuertes entre los poderosos hablarán de Egipto y de sus auxiliares de en medio del Seol: "Han descendido, yacen los incircuncisos muertos a espada."

Ver Capítulo

Ezequiel 32:21 - Nueva Traducción Viviente

En lo profundo de la tumba,* líderes poderosos, en tono de burla, darán la bienvenida a Egipto y a sus aliados diciendo: “Ya descendieron; yacen entre los paganos, entre multitudes masacradas a espada”.

Ver Capítulo

Ezequiel 32:21 - Palabra de Dios para Todos

Los jefes y sus ayudantes les hablarán desde el lugar de los muertosd, donde ellos, los que no están circuncidados, descendieron y se tendieron entre los muertos a filo de espada.

Ver Capítulo

Ezequiel 32:21 - Biblia de Jerusalén 1998

Le hablan de en medio del Seol los más esclarecidos héroes, con sus auxiliares: "Han bajado, yacen ya los incircuncisos, víctimas de la espada".

Ver Capítulo

Ezequiel 32:21 - Kadosh Israelita Mesiánica

Desde lo profundo del Sheol los guerreros más poderosos hablarán de él con aquellos que le ayudaron. Ellos descendieron; ellos yacen quietos, los incircuncisos muertos por la espada.[153]

Ver Capítulo