Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Ezequiel 30:21 - Dios habla hoy

Ezequiel 30:21

"Yo le he roto el brazo al faraón, rey de Egipto, y nadie se lo ha curado ni vendado para que recobre su fuerza y pueda volver a empuñar la espada.

Ver Capítulo

Ezequiel 30:21 - Reina Valera 1960

Hijo de hombre, he quebrado el brazo de Faraón rey de Egipto; y he aquí que no ha sido vendado poniéndole medicinas, ni poniéndole faja para ligarlo, a fin de fortalecerlo para que pueda sostener la espada.

Ver Capítulo

Ezequiel 30:21 - Traducción en Lenguaje Actual

«Ezequiel, hombre mortal, ya le he roto un brazo al rey de Egipto, y no podrá volver a tomar su espada para pelear. Está herido, y nadie lo ha curado ni le ha vendado las heridas.

Ver Capítulo

Ezequiel 30:21 - Nueva Version Internacional

"Hijo de hombre, yo le he quebrado el brazo al faraón, rey de Egipto. Nadie se lo ha vendado ni curado para que recobre su fuerza y pueda empuñar la espada.

Ver Capítulo

Ezequiel 30:21 - Biblia de las Americas

Hijo de hombre, he quebrado el brazo de Faraón, rey de Egipto, y he aquí, no ha sido vendado para curarlo, ni ligado con vendas de modo que cobre fuerzas para empuñar la espada.

Ver Capítulo

Ezequiel 30:21 - Nueva Traducción Viviente

«Hijo de hombre, le he roto el brazo al faraón, rey de Egipto. No le han enyesado el brazo para que se cure, ni se lo han entablillado para que pueda sostener una espada.

Ver Capítulo

Ezequiel 30:21 - Palabra de Dios para Todos

«Hijo de hombre, le he quebrado el brazo al faraón, rey de Egipto. No se le ha vendado ni curado. Nadie lo vendó para fortalecerlo y que así pudiera sostener su espada.

Ver Capítulo

Ezequiel 30:21 - Biblia de Jerusalén 1998

"Hijo de hombre, yo he roto el brazo del faraón, rey de Egipto, y he aquí que nadie ha curado su herida aplicándole medicamentos y vendas para curarle, de modo que recobre el vigor para empuñar la espada.

Ver Capítulo

Ezequiel 30:21 - Kadosh Israelita Mesiánica

"Ben- Adam, Yo he quebrado el brazo de Faraón rey de Mitzrayim, no ha sido entablillado con vendas para curarlo, para que pueda sanarse y hacerse fuerte de nuevo para empuñar la espada.

Ver Capítulo