Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Ezequiel 10:7 - Dios habla hoy

Ezequiel 10:7

Debajo de las alas de los seres alados se veía algo así como una mano de hombre. Uno de ellos extendió la mano hacia el fuego que estaba en medio y , tomando un poco, se lo puso en las manos al hombre vestido de lino, el cual lo tomó y se fue.

Ver Capítulo

Ezequiel 10:7 - Reina Valera 1960

Y un querubín extendió su mano de en medio de los querubines al fuego que estaba entre ellos, y tomó de él y lo puso en las manos del que estaba vestido de lino, el cual lo tomó y salió.

Ver Capítulo

Ezequiel 10:7 - Traducción en Lenguaje Actual

Ver Capítulo

Ezequiel 10:7 - Nueva Version Internacional

Uno de los querubines extendió la mano, tomó el fuego que estaba entre ellos, y lo puso en las manos del hombre vestido de lino. Aquél lo recibió y se fue.

Ver Capítulo

Ezequiel 10:7 - Biblia de las Americas

El querubín extendió su mano de entre los querubines hacia el fuego que estaba entre ellos, lo tomó y lo puso en las manos del que estaba vestido de lino, el cual lo tomó y salió.

Ver Capítulo

Ezequiel 10:7 - Nueva Traducción Viviente

Luego uno de los querubines extendió la mano y tomó algunas brasas de en medio del fuego que ardía entre ellos. Puso las brasas en las manos del hombre vestido de lino y el hombre las tomó y salió de allí.

Ver Capítulo

Ezequiel 10:7 - Palabra de Dios para Todos

Uno de los querubines extendió la mano y tomó el fuego que estaba entre ellos, tomó también un carbón ardiente y lo colocó en las manos del hombre que estaba vestido de lino. Éste lo tomó y se fue.

Ver Capítulo

Ezequiel 10:7 - Biblia de Jerusalén 1998

el querubín alargó su mano de entre los querubines hacia el fuego que había en medio de los querubines, lo tomó y lo puso en las manos del hombre vestido de lino. Éste lo tomó y salió.

Ver Capítulo

Ezequiel 10:7 - Kadosh Israelita Mesiánica

y un keruv extendió su mano de en medio de los keruvim, en el fuego de entre los keruvim, tomó un poco, y lo puso en las manos del que estaba vestido de lino, quien lo tomó y salió.[47]

Ver Capítulo