Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Ester 1:8 - Dios habla hoy

Ester 1:8

Sin embargo, el rey había dado orden a los jefes de los camareros de palacio, de que no se obligara a nadie a beber, sino que cada invitado tomara lo que quisiera.

Ver Capítulo

Ester 1:8 - Reina Valera 1960

Y la bebida era según esta ley: Que nadie fuese obligado a beber; porque así lo había mandado el rey a todos los mayordomos de su casa, que se hiciese según la voluntad de cada uno.

Ver Capítulo

Ester 1:8 - Traducción en Lenguaje Actual

Sin embargo, el rey ordenó a los sirvientes que no obligaran a nadie a beber, sino que cada persona bebiera lo que quisiera.

Ver Capítulo

Ester 1:8 - Nueva Version Internacional

Todos los invitados podían beber cuanto quisieran, pues los camareros habían recibido instrucciones del rey de servir a cada uno lo que deseara.

Ver Capítulo

Ester 1:8 - Biblia de las Americas

Y se bebía conforme a la ley, no había obligación, porque el rey así había dado órdenes a todos los oficiales de su casa para que hicieran conforme a los deseos de cada persona.

Ver Capítulo

Ester 1:8 - Nueva Traducción Viviente

Por decreto del rey, no había límite de consumo, porque el rey había dado instrucciones a todos los empleados del palacio de que sirvieran a cada hombre cuanto quisiera.

Ver Capítulo

Ester 1:8 - Palabra de Dios para Todos

Se sirvió vino en abundancia, pues el rey había ordenado a sus servidores que a cada invitado se le diera todo el vino que quisiera.

Ver Capítulo

Ester 1:8 - Biblia de Jerusalén 1998

En cuanto a la bebida, a nadie se le obligaba, pues así lo había mandado el rey a los oficiales de su casa, para que cada cual hiciese lo que quisiera.

Ver Capítulo

Ester 1:8 - Kadosh Israelita Mesiánica

El banquete no era conforme a la ley asignada; pero así el rey lo quería, y él ordenó a los camareros hacer su voluntad y la de la compañía.[8]

Ver Capítulo