Biblia Todo Logo

La Biblia Online


Esdras 5:2 - Dios habla hoy

Esdras 5:2

Entonces Zorobabel, hijo de Salatiel, y Josué, hijo de Josadac, se pusieron a trabajar de nuevo en la reconstrucción del templo de Dios en Jerusalén, y los profetas de Dios estaban con ellos, para ayudarlos.

Ver Capítulo

Esdras 5:2 - Reina Valera 1960

Entonces se levantaron Zorobabel hijo de Salatiel y Jesúa hijo de Josadac, y comenzaron a reedificar la casa de Dios que estaba en Jerusalén; y con ellos los profetas de Dios que les ayudaban.

Ver Capítulo

Esdras 5:2 - Traducción en Lenguaje Actual

Cuando Zorobabel y Josué oyeron el mensaje, reiniciaron la reconstrucción del templo de Dios, y estos profetas los ayudaban.

Ver Capítulo

Esdras 5:2 - Nueva Version Internacional

Entonces Zorobabel hijo de Salatiel y Jesúa hijo de Josadac se dispusieron a continuar la reconstrucción del templo de Dios en Jerusalén. Y los profetas estaban con ellos ayudándolos.

Ver Capítulo

Esdras 5:2 - Biblia de las Americas

Zorobabel, hijo de Salatiel, y Jesúa, hijo de Josadac, se levantaron entonces y comenzaron a reedificar la casa de Dios en Jerusalén; y los profetas de Dios estaban con ellos apoyándolos.

Ver Capítulo

Esdras 5:2 - Nueva Traducción Viviente

Zorobabel, hijo de Salatiel, y Jesúa, hijo de Jehosadac,* respondieron y continuaron la reconstrucción del templo de Dios en Jerusalén. Los profetas de Dios estaban con ellos y los ayudaban.

Ver Capítulo

Esdras 5:2 - Palabra de Dios para Todos

Entonces Zorobabel, hijo de Salatiel y Jesúa, hijo de Josadac, comenzaron de nuevo a reconstruir el templo de Jerusalén y todos los profetas de Dios estaban con ellos, apoyándolos.

Ver Capítulo

Esdras 5:2 - Biblia de Jerusalén 1998

Con esto, Zorobabel, hijo de Sealtiel, y Josué, hijo de Josadac, se decidieron a reanudar la construcción del templo de Dios en Jerusalén: los profetas de Dios estaban con ellos, apoyándolos.

Ver Capítulo

Esdras 5:2 - Kadosh Israelita Mesiánica

Entonces Zerubavel el hijo de Shealtiel y Yeshúa el hijo de Yotzadak comenzaron a edificar la casa de Elohim en Yerushalayim; con ellos estaban los profetas de Elohim, ayudándolos.

Ver Capítulo